El Comercio

Los primeros 18 operarios de Zumárraga serán convocados la próxima semana

  • Arcelor traslada a los comités de empresa que su llegada no afectará a los eventuales y que prevé iniciar de inmediato los reconocimientos médicos

Hasta ayer los comités de empresa de las factorías de Gijón y Avilés de ArcelorMittal no sabían nada de la llegada de los 85 operarios de Zumárraga que han aceptado su recolocación en las plantas asturianas, al menos no sabían nada de forma oficial, porque hasta ahora la compañía no había abordado este tema con los representantes de los trabajadores. Ayer, sin embargo, la dirección de recursos humanos se reunió con los sindicatos para anunciarles que prevé convocar de forma inmediata a 18 de los 85 empleados para que pasen el reconocimiento médico. Serán aquellos que llegaron a Zumárraga hace cuatro años, trasladados desde Madrid cuando cerraron la fábrica de Villaverde, y algunos de los cuales ya se han mudado a Asturias para que sus hijos inicien el curso o por un tema inmobiliario. Sin embargo, nada se sabe de su incorporación final a las factorías ni los puestos que ocuparán. Según informó la empresa, antes tendrán que pasar un curso de adaptación.

Lo que ha confirmado la multinacional es que mantiene los compromisos del acuerdo marco de incorporar cien eventuales a la plantilla al año y que la llegada de los operarios de Zumárraga no les afectará, uno de los temores que tenían los sindicatos.

Por otro lado, la dirección se reunió ayer también con el comité de Zumárraga al que solicitó un aplazamiento del juicio que tenían hoy por la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, algo a lo que se accedió con la esperanza de que la empresa muestre «una mayor capacidad negociadora». Además, sus representantes negaron que la empresa se haya puesto ya en contacto con los empleados para realizar los traslados.