El Comercio

UGT constituye una nueva federación en Castilla y León con el «reto» de hacer cumplir los acuerdos del carbón

  • La Federación de Industria, Construcciones y Agro apostará por la reindustrialización de la comunidad autónoma

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha constituido este viernes su Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) en Castilla y León con el "reto" de hacer cumplir los acuerdos de la Mesa del Carbón y avanzar en la reindustrialización de la comunidad. Así lo ha defendido el secretario de la federación a nivel estatal, Pedro Hojas, quien deja el cargo de secretario regional de la Federación de Metal, Construcción y Afines, la cual desaparece tras su fusión con Fitag, de la que nace la nueva FICA.

Hojas ha cargado contra el Gobierno de España, al que ha acusado de incumplir los acuerdos alcanzados en el sector y de "apostar abiertamente por el cierre" de las minas. Frente a esto, el líder de FICA ha reclamado que las centrales térmicas quemen carbón nacional y se ha comprometido a "luchar" por evitar la desaparición del sector.

Junto a su defensa del carbón, Pedro Hojas ha abogado por fomentar la reindustrialización de Castilla y León y recuperar la construcción como "cabeza tractora" de numerosos sectores productivos.

Con la constitución de FICA en Castilla y León se culmina el proceso de reorganización de UGT en la comunidad, de acuerdo con la línea adoptada a nivel estatal tras el último Congreso Confederal del sindicato. La nueva federación se convierte en la mayor de la región en cuanto a afiliados (24.500) y representantes (1.820), algo que también ocurre en el conjunto del país. El hasta ahora secretario regional de Acción Sindical y Negociación Colectiva de MCA, el leonés Miguel Ángel Gutiérrez Fierro, será el primer secretario autonómico de FICA en Castilla y León, que ha encabezado la única candidatura presentada.

Durante su Congreso Constituyente, el secretario regional de UGT, Faustino Temprano, ha defendido esta reorganización como una forma de "acercar el sindicato a los centros de trabajo" y ha mostrado su agradecimiento a los compañeros que dejan sus puestos de responsabilidad, una "labor ingrata" a la que "han dedicado una gran parte de su vida". Temprano también ha deseado suerte a Pedro Hojas en su nueva responsabilidad federal y ha emplazado a continuar con esta reorganización a nivel comarcal y provincial, tras lo que recordado a los nuevos cargos orgánicos que la "demanda" popular para que sean "honrados y leales" con el objetivo de "cambiar la sociedad". El Congreso ha contado con la presencia de numerosos representantes del sindicato procedentes de toda España, así como de Comisiones Obreras (CCOO); los consejeros de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y Empleo, Carlos Fernández Carriedo, de la Junta de Castilla y León, o el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca.

Del Olmo ha subrayado la importancia de los sectores que engloba FICA, pues supone el 30 por ciento del empleo en la Comunidad y más de un tercio del peso en la economía regional, tras lo que ha defendido la importancia de la nueva organización en el Diálogo Social. Asimismo, ha elogiado el papel de Pedro Hojas y la "lealtad" y "moderación" con la que ha trabajado en el marco de la negociación, por lo que ha deseado el "mismo talento" para su sucesor.

También Tudanca ha trasladado su apoyo a la nueva federación y ha augurado que tanto ella como el PSCyL van a "estar juntos" en la defensa de unas condiciones "dignas" laborales y salariales para lograr "que la gente tenga que dejar de irse de Castilla y León".

El líder socialista ha defendido el peso de los sectores que engloba FICA y su contribución a la salida de la crisis, aunque ha reconocido la situación de "especial dificultad" que atraviesan algunos de ellos, como la minería o la construcción. Al igual que Pedro Hojas, en el congreso ha intervenido el hasta ahora responsable de Fitag Castilla y León, Roberto Rabadán, quien ha tenido un recuerdo destacado para Lauki y Dulciora, empresas vallisoletanas amenazas de cierre.

El congreso ha reunido este viernes en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid a 219 delegados provenientes de las extintas MCA y Fitag, que engloban a 1.820 representantes legales de los trabajadores y a casi 24.500 afiliados en Castilla y León.