El Comercio

El crecimiento del desempleo se centra en las zonas turísticas

La llegada del verano y los turistas trajeron caídas del paro del 3,56% y del 4,04% en julio y agosto en Asturias, respectivamente, pero con el fin del periodo estival ha llegado el aumento del desempleo, sobre todo, en los municipios que mejor aprovechan el tirón estival y que viven, en gran parte, de sus visitantes, tanto en el oriente como en el occidente e incluso en el interior. Así, en Llanes el paro creció en 252 personas, un 34,81%; en Colunga lo hizo un 29,41% (45 personas); en Ribadesella un 21,74% (55); en Ribadedeva un 34,57% (28); en Cudillero, un 12% (36); en Valdés un 11,59% (70); en Tapia de Casariego un 20,33% (37); en Cabrales un 25,51% (25); en Cangas de Onís un 19,79% (76) y en Navia, un 11,27% (47). Estos incrementos están relacionados, principalmente, con la caída del empleo en la hotelería y la hostelería, los servicios, el comercio o las actividades de tiempo libre.

Mientras, los municipios del área central de Asturias tienen aumentos moderados, al igual que en las localidades de mayor tamaño de la región. Así, en Gijón se registró el mayor incremento en términos absolutos, 752 personas, que corresponden a una subida del 3,25%; en Oviedo el desempleo creció en 251 personas (1,48%) y en Avilés lo hizo un 3,29% (220).