El Comercio

La Fundación Metal estudia ir al preconcurso de acreedores

  • El patronato tomará hoy la decisión definitiva sobre la puesta en marcha de un plan de viabilidad que prevé hasta 19 despidos

El patronato de la Fundación Metal tenía ayer una difícil papeleta: tomar la decisión de poner en marcha de un plan de viabilidad que marcará el futuro de la entidad y que, en teoría, evitaría llegar al concurso de acreedores. Y tan difícil está siendo, por lo crítica de la situación, que la reunión tendrá hoy su continuidad. Sobre la mesa la necesidad de aportaciones extraordinarias y del despido de trabajadores, y todo bajo la tutela, según acordó la pasada semana la comisión ejecutiva, de un equipo multidisciplinar.

El debate planteado sobre la mesa en la jornada de ayer no estuvo exento de tensión, máxime porque se están analizando no solo ese desarrollo de medidas, sino también sus consecuencias. Una de las alternativas que se baraja es poner en marcha el plan de viabilidad y, al mismo tiempo, declarar un preconcurso de acreedores para frenar las reclamaciones inmediatas. Sin embargo, esta situación plantea dudas sobre cómo podría afectar a las subvenciones que se reciben por parte del Principado, uno de sus principales valedores económicos y quien, según el plan previsto, debería realizar una aportación extra de 300.000 euros. Y es que entre los acreedores con los que habría que renegociar deuda estará el Gobierno central, por lo que, en esa tesitura, podría tener que interrumpirse la recepción de las ayudas de la Administración regional.

Despidos y reorganización

La situación de la Fundación Metal ha generado preocupación tanto entre los propios patronos -Principado, ayuntamientos de Gijón y Avilés, Femetal, la federación de Industria de CC OO y MCA-UGT- como entre clientes y, por supuesto, entre las entidades bancarias con las que tienen suscritos créditos. Alguno de ellos ampliado en fechas recientes. La entidad prevé cerrar este año con unas pérdidas de medio millón de euros.

El documento externo que manejan los patronos plantea, como adelantó EL COMERCIO, como uno de los grandes hándicaps para avanzar, la sobredimensión de la plantilla -actualmente son 37 trabajadores- para la actual carga de trabajo existente. Es por ello que se plantea como condición 'sine qua non' su reducción inmediata, a partir del próximo mes de enero. La cifra ideal, despedir a 19 trabajadores fijos, pero difícil al estar por el medio miembros del comité de empresa. La intermedia, 16, que podría resolver, en primera instancia, la situación.

Así las cosas, y con este difícil panorama, los patronos volverán hoy a sentarse para continuar abordando las posibles alternativas al cierre. El preconcurso parece la más factible, si las consecuencias no van directamente enfocadas a las ya de por sí maltrechas arcas de la Fundación Metal. Será ese equipo multidisciplinar el que enfoque el cierre del ejercicio y vaya estableciendo los plazos de ejecución del plan de viabilidad, con despidos, recortes de gastos y aportaciones extraordinarias.