El Comercio

El Principado se muestra «optimista» por «el repunte» industrial tras la crisis

La directora general de Industria, Sandra Velarde, flanqueada por Pedro López Ferrer (izquierda), y Enrique Macián (derecha), junto a los representantes de los colegios superiores de ingeniería
La directora general de Industria, Sandra Velarde, flanqueada por Pedro López Ferrer (izquierda), y Enrique Macián (derecha), junto a los representantes de los colegios superiores de ingeniería / AURELIO FLÓREZ
  • Sandra Velarde señala que el aumento de las horas trabajadas en el sector suele preceder a la recuperación del empleo

El análisis que realiza el Principado sobre la situación de la industria en la región es, en boca de la directora general del ramo, Sandra Velarde, «moderadamente optimista». El Gobierno regional no pierde de vista que Asturias continúa cuatro puntos por encima de la media nacional, en lo que al peso del sector en el PIB se refiere, y cree que la industria, tras los duros años de la crisis, «ha parado su descenso y está ya repuntando». Para hacer estas afirmaciones, Velarde se apoya en diferentes indicadores, como los datos de empleo o el Índice de Producción Industrial que, al margen de algunas alteraciones coyunturales «negativas» derivadas de la situación de la energía y la minería, parecen dejar cierto margen a la esperanza, en su opinión. Y, aunque rehusó hacer previsiones sobre la recuperación del empleo, sí detalló que ésta suele ir precedida de un aumento de las horas trabajadas, como el que ya se ha registrado en el sector.

En lo que se refiere a la aplicación de la Estrategia Industrial para Asturias, Velarde aseguró que «se han hecho avances en casi todas las medidas que son responsabilidad del Gobierno regional y los agentes sociales, pero no podemos hacer un análisis tan positivo de aquellas que dependen del Ejecutivo central». Este -en concreto el Ministerio de Industria-, protestó, les ha respondido «muchas veces» con «indiferencia» y, en otras ocasiones, «con deslealtad y desentendimiento».

La directora general de Industria y Telecomunicaciones del Principado realizó estas declaraciones durante su intervención en la jornada 'Pacto para la reindustrialización en Asturias', organizadas por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales del Principado de Asturias y los de Minas, Agrónomos y Caminos, junto a cinco delegaciones territoriales (Montes, Navales, Telecomunicaciones, del ICAI y Aeronáuticos). La tarde de ayer fue uno de los primeros pasos en la creación de una asociación que agrupará a estas nueve ingenierías superiores -se está trabajando ya en los estatutos-, con la que la profesión pretende unirse y contribuir al progreso de la industrialización de la región. Por el momento, anunció ayer Velarde, están invitados a participar en algunas de las reuniones del Foro por la Industria y en las mesas subsectoriales puestas en marcha en el acuerdo de concertación.

El presidente de la Unión Profesional de Colegios de Ingeniería, Luis Vilches, explicó que la unión de las diversas ingenierías avanza también en otras comunidades (Andalucía, Aragón, Galicia y Cataluña). «España ha vivido, independientemente del color político de quien estuviera en el Gobierno, una desindustrialización durante casi 40 años, que ha hecho bajar del 30% al 12 o el 13% el peso del sector en el PIB, porque se ha creído que la industria no era imprescindible. Afortunadamente creo que ahora hay un apoyo solidario por parte de todos los partidos y el gobierno» a la industria, anotó Vilches.

El expresidente de DuPont Ibérica y representante de los colegios profesionales de ingeniería en Asturias, Enrique Macián, marcó como claves del proceso la internacionalización, la digitalización, la innovación y el talento, «pues son aspectos que marcarán la diferencia en el ámbito industrial y resultarán de vital importancia para la industria asturiana en el futuro más inmediato». Para llegar a buen puerto, concluyó, «es fundamental que el liderazgo sea compartido».