El Comercio

Los autónomos asturianos generan casi 20.000 empleos en nueve meses

  • Los trabajadores por cuenta propia estuvieron detrás del 7,8% de los contratos suscritos en el Principado de enero a septiembre

En lo que dura un embarazo, nueve meses, los autónomos asturianos han sido capaces de alumbrar casi 20.000 empleos en Asturias. En concreto, de enero a septiembre de este año los trabajadores por cuenta propia propiciaron la firma de 19.754 contratos, lo que representa el 7,8% del total de los suscritos -250.218- en el Principado en ese periodo en todos los sectores y en todos los regímenes laborales.

Para hacerse una idea de lo que suponen esos 20.000 empleos en esta región, el sector del metal, que es la actividad industrial de referencia, cuenta con un millar de empresas de las que dependen 29.433 puestos de trabajo; la construcción da empleo a 22.100 personas, y el campo -agricultura y ganadería- da ocupación a 14.300 asturianos.

Los trabajadores por cuenta propia no solo se autoemplean, sino que, además, se han convertido en uno de los colectivos más dinámicos en la creación de empleo. Son los verdaderos artífices de la recuperación económica.

De acuerdo con los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Asturias (ATA), los 19.754 empleos creados por este colectivo en los nueve primeros meses de 2016 suponen un 4,7% más que los generados en todo el año pasado, que sumaron los 18.688. El hecho de que los autónomos hayan logrado crear este año 886 empleos más en menos tiempo ya es síntoma de una situación económica favorable.

El número de empleadores crece constantemente. Son ya 9.778 los autonómos asturianos que han creado puestos de trabajo en lo que va de año, un 2,9% más que en todo 2015. «El dato no está mal, pero hay que seguir trabajando; en España han aumentado un 7,4 %, lo que indica que estamos por debajo de la media», reflexiona Patricia Oreña, presidenta de ATA en Asturias.

En el conjunto del país y en lo que va de año, los autónomos han generado 871.955 nuevos puestos de trabajo. Estos empleos han sido propiciados por 431.609 trabajadores por cuenta propia. Así, se desprende que, en lo que va de año, los autónomos generaron una media de 3.200 empleos diarios en el conjunto del país.

Nuevas actividades

En el Principado, los puestos de trabajo que dependen de otros autónomos son temporales en su mayoría, porque están muy ligados a actividades relacionados con servicios, que tienen una alta tasa de estacionalidad. «En cuanto al tipo de actividad, bajan o se mantienen estables los muy tradicionales, como agricultura y comercio, pero se registra una subida constante en los epígrafes que engloban actividades profesionales, científicas y técnicas, porque la actividad económica está renovándose con nuevos tipos de empleo, con actividades vinculadas a la sanidad y a la educación, entre otras».

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuenta en Asturias con un total de 75.728 afiliados, de los que 48.886 están inscritos como personas físicas y 26.842, como sociedades, lo que significa que la capacidad de generar puestos de trabajo es todavía muy superior. La reforma de la ley que se ha puesto en marcha con el arranque de esta legislatura puede redundar en el aumento de una mayor contratación por parte de este colectivo.

Los partidos políticos son conscientes del cada vez mayor peso de los trabajadores por cuenta propia en la actividad económica, de ahí que el Partido Popular y Ciudadanos hayan acordado una Ley Integral de Autónomos, cuya tramitación podría estar lista a finales de este mismo mes de noviembre. La proposición de Ley que registró Ciudadanos el pasado día 8 pide que en el primer mes de Gobierno se aprueben reformas urgentes del trabajo autónomo para reducir las cargas administrativas de ese colectivo y mejorar su protección social.

Los objetivos

El fin es que ningún autónomo tenga que cotizar o tributar por ingresos que no hayan percibido efectivamente. También pedirán que se amplíe la cuota reducida de 50 euros mensuales para los nuevos autónomos a un año, en lugar de los seis meses actuales y que las bajas y altas a la Seguridad Social no se realicen el primer día del mes y el importe de la cotización se calcule por los días efectivos de trabajo.

La iniciativa parlamentaria debatirse en la tercera o cuarta semana de noviembre y pedirá modular el régimen de recargos en la cotización de la Seguridad Social para los autónomos, así como clarificar la deducibilidad de los gastos. Equipar los incentivos económicos de las madres autónomas que se reincorporen a su actividad en los dos años posteriores a la maternidad con los que disfrutan las trabajadoras del régimen general y bonificar la cuota en su totalidad durante la baja por maternidad son otros de los reclamos.

Los autónomos asturianos ven esta reforma de la ley con muy buenos ojos, dado que recogen muchas de sus reivindicaciones, algunas de ellas «históricas ya», como sostiene la presidenta de ATA en Asturias.