El Comercio

Las oficinas públicas de empleo de Asturias tienen una oferta por cada 554 parados

Varios parados observan las ofertas de trabajo de una oficina pública de empleo de Gijón.
Varios parados observan las ofertas de trabajo de una oficina pública de empleo de Gijón. / JOAQUÍN PAÑEDA
  • Una sola agencia privada, Adecco, registra 140 vacantes, que son 11 menos que el total de puestos de trabajo que ofrece el Servicio de Empleo regional

El Servicio Público de Empleo de Asturias (Sepepa), el antiguo Inem, tiene registradas 151 ofertas de trabajo. Teniendo en cuenta que son 83.674 las personas desempleadas en la región al finalizar el pasado mes de octubre, la ratio es clara: una oferta por cada 554 parados. La opción de encontrar empleo por esa vía parece, por tanto, complicada. Las oportunidades de hallar un puesto de trabajo se amplían si se tienen en cuenta las ofertas de las principales agencias de colocación privadas, que suman cerca de 400 vacantes. Llama la atención que una sola firma, Adecco, tiene registradas 140 ofertas, solo once menos que el Sepepa. El resto se reparten entre Manpower (97), Randstad (74), Eulen Flexiplan (51) y Ananda (10), a las que se unen ofertas de otras tantas pequeñas agencias.

Según los datos de Asempleo, la mayor sociación en prestación de servicios profesionales de empleo que agrupa a la mayoría de agencias de colocación, estas firmas prevén cerrar 2016 con cerca de 42.000 contratos firmados en Asturias. Esta cifra es casi un 45% superior de la que maneja el Sepepa.

La directora del Servicio Público de Empleo del Principado, Luisa Pérez, informaba el pasado lunes, en la Junta General del Principado, de que el índice real de colocación de esta entidad es del 10%, frente al 2% que se le venía atribuyendo de acuerdo a un sistema de medición 'obsoleto'. De las 290.687 contrataciones contabilizadas en Asturias entre enero y octubre de este año, en 29.218 de los casos ha intervenido el Sepepa, bien gestionando la oferta o impartiendo una acción formativa o de orientación, esto es un 10%, que en cifras absolutas suponen 12.782 empleos menos que los efectuados a través de las agencias privadas.

Por edades

De los contratos firmados a través de las agencias de colocación privadas, el grueso, un 39,5%, se hizo a personas de entre 30 y 39 años; un 18,1% a trabajadores de entre 25 y 29 años, un 12,9% a personas entre 40 y 45 años, un 8,4% a menores de 25 años y un 21,1% a mayores de 45 años. Este último dato llama la atención por ser el colectivo que habitualmente tiene mayores dificultades para reinsertarse en el mercado laboral. Este porcentaje de éxito se debe al convenio de colaboración suscrito entre el Servicio Público de Empleo y las agencias privadas. Se trata de una iniciativa experimental, desarrollada en algunas comunidades, entre ellas Asturias, en la que se asigna a empresas privadas grupos de desempleados de larga duración y se les paga por cada desocupado al que encuentran trabajo. Los resultados, según el Gobierno, resultan de una media del 10% de recolocación.

El Ministerio de Empleo estableció en 2013 el marco regulatorio para que las empresas privadas pudieran cobrar de las comunidades por encontrar trabajo a parados. Algunos Gobiernos autonómicos arrancaron en 2015 los programas piloto seleccionando empresas de trabajo temporal y de formación. La dotación del plan ascendía en total a los 40 millones de euros. Un total de 80 entidades fueron seleccionadas por el SEPE, entre las que figuran las principales empresas de trabajo temporal (ETT), como Adecco, Eulen Flexiplan, Manpower, Randstand, y varias asociaciones empresariales y fundaciones. En el listado de las asturianas se encuentran la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), la Fundación para la formación, la cualificación y el empleo en el sector metal (Fundación Metal Asturias) y la Fundación Comarcas Mineras (Fucomi).

Parados de larga duración

La reinserción de parados de larga duración preocupa al Sepepa, que ha anunciado la inminente puesta en marcha del Programa Integral de Orientación y Mejora de la Empleabilidad, que cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros, y busca beneficiar a más de 6.500 desempleados de larga duración de los 38.747 que integran este colectivo en Asturias, de los que el 50% son mujeres. Este programa, que tiene una vigencia hasta septiembre de 2017, tiene como objetivo la mejora de la empleabilidad de estos parados de larga duración, no de su inserción laboral. Además de actuaciones de información, orientación profesional, motivación y asesoramiento, se incluyen acciones formativas de corta duración.