El Comercio

Las diez preguntas que te pueden hacer perder un trabajo

Las diez preguntas que te pueden hacer perder un trabajo
  • Los encargados de los procesos de selección saben cómo conocer las habilidades y valores de los candidatos

Quedar fuera de un proceso de selección puede que no tenga nada que ver con la formación del candidato, sino con sus habilidades y valores personales. Así, el entusiasmo, la responsabilidad o su capacidad de implicarse en los proyectos de un equipo pueden ser determinantes. Estos rasgos, según los expertos, “saltan a la vista” con determinadas preguntas, algunas de las cuales han sido recogidas en una lista de recursos humanos Nexian para ayudar a quienes buscan empleo.

1. ¿Qué sabes de nuestra empresa?

Contestarla bien es esencial. Existen muchos medios para informarse y no saber cómo opera la compañía supone una falta de interés por el trabajo ofertado.

2. ¿Cuál fue el mayor error que cometiste en tu anterior trabajo?

Con esta pregunta, el reclutador busca conocer la capacidad para asumir fallos y aprender de ellos.

3. ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?

Esta pregunta va orientada a conocer la evolución en empleos anteriores, pero también para descubrir la predisposición a hablar mal de una empresa o de un jefe. Las críticas a antiguos compañeros no son bien vistas por los seleccionadores.

4. ¿Por qué quieres cambiar de empresa?

Esta pregunta está claramente dirigida a averiguar tus motivaciones y tu nivel de compromiso. Lo más adecuado es mostrar interés por aportar tus habilidades al puesto ofertado.

5. ¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?

Aunque hayas dedicado tu tiempo a proyectos personales, es mejor comunicarlo al entrevistador. Esto servirá para transmitir que eres una persona activa.

6. ¿Prefieres el trabajo individual o en equipo?

Las empresas buscan perfiles especializados, pero quieren personas capaces de integrarse correctamente en un equipo y trabajar a favor del bien común. Es necesario matizarlo adecuadamente para demostrar que tienes mucho que aportar en ambos sentidos.

7. ¿Conoces a alguien de esta empresa?

Si es así, reconócelo. Sé sincero, ya que no supone ningún problema haber llegado a la entrevista gracias a un «enchufe» siempre y cuando seas capaz de mostrarte como un profesional cualificado.

8. ¿Qué crees que puedes aportar a esta organización?

Habla sobre tus fortalezas y vincula los aspectos más destacados de tu personalidad con las necesidades del puesto que la compañía busca ocupar.

9. ¿Cuáles son tus puntos débiles?

Es importante preparar esta respuesta pues es una de las preguntas que genera más confusión y nerviosismo. Analiza con anterioridad en qué competencias te encuentras menos confiado y piensa como puedes reforzar estos puntos débiles.

10. ¿Qué expectativas salariales tienes?

No existe una respuesta exacta y tan negativo es responder con una cantidad muy alta como con otra muy baja. Investiga por tu cuenta cuánto se cobra de media en la empresa, y, en todo caso, pide que te informen de que cantidades se están barajando.