El Comercio

Yolanda Pérez, en la sede del SabadellHerrero, en Oviedo.
Yolanda Pérez, en la sede del SabadellHerrero, en Oviedo. / PIÑA

«Nunca hubo tanta financiación privada para emprendedores»

  • «Asumimos un riesgo importante, pero también sabemos que de las 'startups' saldrán las empresas del futuro y los grandes clientes»

  • Yolanda Pérez Sáenz.Directora de BStartup de Banco Sabadell

Yolanda Pérez Sáez (Teruel, 1969) conoce muy bien el ecosistema empresarial de nuestro país. Licenciada en Derecho y con un máster en Políticas Públicas, ha pasado la mayor parte de su carrera profesional ligada a los emprendedores y 'startups' en Barcelona Activa, la Agencia de Desarrollo Local del Ayuntamiento de la Ciudad Condal. Desde 2014, es directora del programa de apoyo a emprendedores BStartup de Banco Sabadell, y ayer participó en Oviedo en el ciclo de desayunos financieros que organiza la patronal Fade con la colaboración y patrocinio del SabadellHerrero.

-¿En qué consiste el programa BStartup del Sabadell?

-BStartup nació hace tres años como un instrumento de apuesta y apoyo a las 'startups', y lo hacemos a través de productos y servicios bancarios especializados, pero también invertimos y colaboramos con ellas. Este apoyo es complementario al que prestan otras entidades, con las que colaboramos diariamente, como, en Asturias, el CEEI o AsturValley.

-¿A cuántas empresas asturianas han apoyado hasta la fecha?

-Contamos con oficinas de BStartup en Oviedo y Gijón y tenemos 90 clientes, a los que ofrecemos un servicio personalizado y unas condiciones financieras que no les correspondería por tamaño y por el elevado riesgo que presentan, pero esa es la apuesta que hace el banco por la innovación y por el futuro. Además, contamos con un circuito de riesgos específico, así como productos de internacionalización y de 'ecommerce'. Además, en la línea de inversión 'equity', el banco pasa a formar parte del accionariado de las empresas seleccionadas. Hasta la fecha hemos participado en 32 empresas e invertido un total de cinco millones de euros.

-¿Hasta dónde está dispuesto el Sabadell a asumir riesgo?

-Cuando el banco pasa a ser socio de la 'startup' el riesgo es total, porque asumimos el mismo que la empresa. En la parte de servicio bancario especializado, analizamos muchos proyectos en toda España y en tres años hemos formalizado más de 70 millones de euros de financiación con 'startups' de todo el país. La operación media es de unos 70.000 euros por compañía. Lo importante es que el banco apuesta por ellas por lo que suponen de innovación y progreso.

-¿Qué porcentaje de 'startups' se quedan por el camino?

-Hasta ahora, la verdad es que los ratios de mora que tenemos con estas compañías están por debajo de los del banco. Es un programa joven, pero las empresas están funcionando bien. Es cierto que tienen una tasa de mortalidad superior a las empresas tradicionales y nos hemos encontrado con alguna historia de fracaso, que es una pena, pero a eso jugamos todos. Sabemos que hay un riesgo importante, pero también sabemos que de estas firmas saldrán las empresas del futuro y los grandes clientes. De las 32 empresas en las que hemos invertido, solo una fracasó, con lo que la ratio es muy positiva.

-¿Cree que es un momento adecuado para emprender en España?

-Es el mejor momento por muchos motivos. Por primera vez en la historia, está bien visto ser empresario, cosa que hace años no tenía buena prensa. Ahora se llama emprendedor para calificar ese espíritu de tirar para adelante con ideas nuevas. La crisis también ha sido un elemento clave para el emprendimiento, porque jóvenes muy preparados que en otro momento habrían tenido carreras brillantes en grandes corporaciones, ahora han dado el salto para crear su propio negocio. Otro elemento determinante es la capacidad de financiación. Nunca en España hubo tanta financiación privada para proyectos emprendedores, con unos tipos de interés bajos. Ello hace que los inversores privados busquen alternativas y apuesten por 'startups' o fondos.

«Más apoyo que nunca»

-El empresariado se queja, en general, de que el apoyo financiero es insuficiente. ¿Se puede hacer más?

-Desde el punto de vista privado hay más apoyo que nunca, y también desde el sector bancario, que ha abierto el grifo tras pasar unos años de contención. En este momento, todas las entidades estamos abiertas a la financiación de las empresas. Y por parte del sector público, ha habido un cambio y se ha pasado de ayudas a fondo perdido a préstamos blandos.

-¿Se percibe un espíritu emprendedor en Asturias?

-El espíritu asturiano es emprendedor en todos los ámbitos de la economía y tradicionalmente ha sido una comunidad de grandes iniciativas y empresarios. En cuanto a la innovación y tecnología, también es una comunidad con mucho dinamismo.