Asturias cierra con 2.160 parados menos el mejor mes de marzo desde el inicio de la crisis

  • La región recuperó 2.910 cotizantes a la Seguridad Social, una cifra que mejora la registrada en años anteriores, aunque el crecimiento del empleo sigue siendo lento

  • La industria, sobre todo la del metal, y los servicios rebajan el desempleo a 84.168 personas

Asturias cerró marzo con 2.160 parados menos, lo que supone una caída del 2,5% respecto a febrero, en el que ha sido el mayor descenso del desempleo en este mes desde 2008. Se debe, en gran parte, al buen comportamiento de la industria, sobre todo en las actividades relacionadas con el metal, y de los servicios, debido a la cercanía de la Semana Santa. Estos sectores han contribuido especialmente a que el Principado registre la cuarta mayor bajada mensual entre las comunidades autónomas, situándose 1,2 puntos por encima de la media española. En cuanto a los resultados interanuales, la región acumula ya 42 descensos consecutivos. El paro cayó en 6.202 personas -un 6,86%- con respecto a marzo de 2016. Sin embargo, esta cifra es la segunda peor de todo el país, lo que confirma que aunque Asturias se recupera lo hace a un ritmo más lento que el resto de España.

Los datos sobre la creación de empleo también pueden interpretarse a través de diferentes prismas y van en la misma línea. Durante el último mes, la región contabilizó 2.910 nuevas altas en la Seguridad Social, lo que sin duda marca una tendencia positiva (del 0,83%) y mejora los datos registrados en años anteriores, ya que es la mayor subida de la afiliación en un mes de marzo desde 2005. Pero sigue siendo más discreta que la observada en el conjunto del Estado, cuya mejoría se eleva al 0,91%. En términos interanuales, Asturias cuenta con 6.164 cotizantes más que hace un año (1,78%), lo que supone el aumento más intenso desde que volvió a crearse empleo en la región. Y, aún así, este continúa siendo débil si se compara con el avance estatal del 3,49%, que prácticamente duplica al asturiano. A pesar de todo, ha servido para empujar el número total de afiliados en la comunidad hasta los 353.117.

La directora del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Luisa Pérez, quiso referirse a los sectores que más útiles fueron en la lucha contra el paro durante el mes de marzo. Destacó el descenso del 4,43% en el industrial, cuyo número de desempleados se redujo a 7.157, y del 2,73% en el de servicios, que cerró el mes con 58.811 parados, debido a la disminución en la hostelería y el turismo. Además, también subrayó el buen comportamiento de la construcción, con una reducción del 3,44%, superior a la del conjunto del país.

En realidad, el paro disminuyó en todos los sectores salvo entre el colectivo de demandantes sin empleo anterior. «Esta tendencia de incremento del número de parados registrados entre el colectivo de menores de 25 y sin empleo anterior es consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto de Medidas para el Impulso del Sistema de Garantía Juvenil, que facilita el acceso al sistema si se realiza a través de la inscripción como demandante de trabajo en las oficinas de empleo», opinó Pérez.

Los empresarios asturianos se muestran optimistas. Para ellos, ha sido un mes «muy positivo, tal y como se esperaba» para el empleo. No obstante, recordó la responsable de Estudios Económicos de la Federación Asturiana de Empresarios, «tenemos todavía más de 80.000 desempleados y la afiliación aún está 50.000 personas por debajo del máximo que habíamos alcanzado hace unos años», por lo que «tenemos que seguir avanzando en esta mejora», urgió Marta Álvarez.

Los sindicatos se mostraron más críticos. El secretario de Empleo de CC OO, Adrián Redondo, lamentó que «en los últimos tres años no se haya recuperado ni la cuarta parte del empleo destruido en los seis anteriores y, además, son de peor calidad a causa de las reformas laborales». Además, considera que los avances en la creación de empleo «son escasos, lentos y poco sólidos» y que el descenso del paro «se debe más a la pérdida de población y al desánimo que a la creación de empleo». CC OO reclamó subir los salarios, aumentar la inversión y garantizar el salario social.

Por su parte, la responsable de Política Sindical de UGT, Mar Celemín, insistió en poner el foco en el avance de la temporalidad y la precariedad. «Por cada contrato indefinido, hay once contratos temporales», incidió. También se refirió a las bajas tasas de cobertura por desempleo: «El 54% parados asturianos no reciben protección», dijo antes de hacer especial hincapié en la complicada situación de los parados mayores de 55 años y de los jóvenes, «forzados a un éxodo laboral en busca de oportunidades de trabajo». Por eso, «deben destinarse más recursos económicos y humanos a los servicios públicos de empleo, tras muchos años de recorte».