La mayor tasa de empleo está en el sector de Tecnologías y Ciencias de la Información

Dos jóvenes en una oficina del INEM.
Dos jóvenes en una oficina del INEM. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)
  • Por el contrario, el mayor nivel de desempleo se encuentra entre las personas que no tienen titulación superior

  • Se reduce un 12% el número de parados que lleva más de tres años buscando empleo sin éxito, aunque aún siguen siendo más de uno de cada cuatro desempleados

Si eres un profesional del sector de las Tecnologías y Ciencias de la Información (TIC), y además eres hombre, tienes mucho más fácil el trabajo. Aquí es donde estuvo la mayor tasa de empleo en 2016, que se situó en el 76,69% (si bien la masculina es cinco puntos superior a la femenina y llega al 77,9%) y con una tasa de actividad del 89,9%, según los datos publicados hoy por la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE relativos a la influencia de la formación en el mercado de trabajo. Aquí queda reflejado que el nivel de formación alcanzado y el sector de estudios son clave a la hora de enfrentarse al mercado laboral.

Tras las TIC, la mayor tasa de empleo también es para aquellos estudiantes de ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas, que alcanzó el 73,39%, y, a continuación, se sitúan las formadas en salud y servicios sociales, con un 73,24% de empleo. Cabe resaltar que la tasa supera el 70% también para aquellas personas que han cursado ciencias sociales, periodismo y documentación (72,5%), los especializados en negocios, administración y derecho (70,35%) e incluso a los que se dedican a la agricultura, ganadería, pesca y veterinaria (70,3%).

Por el contrario, acceder a un puesto de trabajo para las personas que no tienen titulación superior (y hay que decir que son seis de cada diez mayores de 16 años) está mucho más complicado; es más, su probabilidad se reduce a más de la mitad. Así, aquellos que, a lo sumo, han alcanzado la enseñanza secundaria obligatoria o el bachillerato tuvieron la menor tasa de empleo, del 36,04%, y por ende, la mayor tasa de paro, pues uno de cada cuatro desempleados pertenecía a este colectivo (un 25,26%). El menor nivel de paro en este caso fue para los profesionales relacionados con las ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas (9,68%) y el sector de la salud y servicios sociales (10,93%). Llama la atención que el paro en las TIC es más elevado incluso que entre quienes han estudiado ciencias sociales, periodismo y documentación: un 14,7% frente a un 13,67%. Más cuando se supone que las empresas tienen dificultades para encontrar personas de este perfil.

Un 26% menos de despidos

La buena noticia viene de la mano del paro de muy larga duración. Así, pese a que todavía más de uno de cada cuatro desempleados lleva más de tres años buscando empleo sin éxito (27%), hay 175.100 personas de este colectivo que en 2016 se reincorporaron al mercado laboral, lo que supone una reducción del 12,5% respecto a 2015. Han pasado de ser 1,4 millones a 1,2 millones, del total de 4,4 millones de parados con que cerró 2016. Cabe destacar que la inmensa mayoría de este colectivo ya había trabajado anteriormente, concretamente 4.027.400, y el resto de los más de 400.000 serán nuevas personas que quieren reincorporarse al mercado laboral.

De igual modo, también hay motivos para el optimismo del lado de los despidos. Y es que, pese a que todavía 414.200 personas acabaron en el paro por esta razón (incluyendo aquí las regulaciones de empleo), se trata de 145.800 menos que en 2015, lo que supone una reducción del 26%.