«En 2025 el 20% de los puestos de trabajo habrán desaparecido»

Norman Suárez. / J. SIMAL
Norman Suárez. / J. SIMAL

El CEO de Cuicui Studios aconseja a los alumnos participantes en STARTinnova que fomenten su creatividad

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

«Un emprendedor tiene que tener capacidad de sacrificio, de autocrítica y muchísima creatividad». Esas son las claves que dio ayer el CEO de Cuicui Studios, Norman Suárez, a los tres centenares de estudiantes que participan en STARTinnova, el programa de fomento del emprendimiento que organiza EL COMERCIO para alumnos de Bachillerato y Formación Profesional. Suárez respondió a las preguntas de los estudiantes de los 17 centros que participan en esta edición a través de una charla digital en la que contó cómo es su experiencia como emprendedor o aspectos sobre el sector de los videojuegos, al que pertenece su empresa. Cuicui es una 'startup' que se dedica a la creación de aplicaciones de tipo 'brain training', que permiten al usuario desarrollar diferentes capacidades y fue la ganadora del premio South Summit a la mejor 'startup' de educación a nivel mundial. Entre sus creaciones se encuentran 'Boogies Academy' o 'Cuibrain'.

Durante la charla, Suárez criticó que en España se penalicen tanto los fracasos empresariales, cuando cree que son una fuente de aprendizaje. De hecho, reconoció que, aunque su empresa sigue viva, sus socios y él midieron muy mal los plazos en los que podrían desarrollar las aplicaciones y eso puede dar al traste con un negocio. Además, defendió que una idea en sí misma no vale nada si no se es capaz de desarrollarla y venderla. Y para saber si continuar con ella invitó a seguir cuatro pasos: detallar la idea; analizar si hay algo parecido, ya que hay que diferenciarse; ver qué tareas que hay que hacer y seleccionar un equipo que pueda llevarlas a cabo.

Para emprender también aconsejó aprender constantemente, contar con algún tipo de formación financiera y buscarse como socios a personas de diferentes perfiles. Además, para encontrar trabajo en el futuro, recomendó conocer el lenguaje de las máquinas. «Para 2025 el 20% de todos los puestos habrán desaparecido», advirtió, sobre la cada vez mayor incidencia de la tecnología en el mercado laboral y el final de actividades mecánicas. De hecho, auguró que únicamente quedarán los puestos relacionados con la creatividad.

Suárez también destacó la importancia creciente que tienen los videojuegos, el sector del ocio que más facturación logra en el mundo, y recordó que ya se llenan estadios para ver campeonatos.

Fotos

Vídeos