La UE acuerda prorrogar las subvenciones a las centrales térmicas de carbón hasta 2030

Trabajadores de Lada, ayer, protestando por la decisión de Iberdrola ante la central langreana. /J. C. ROMÁN
Trabajadores de Lada, ayer, protestando por la decisión de Iberdrola ante la central langreana. / J. C. ROMÁN

El consejo de ministros de Energía establece tres metas intermedias, en 2023, 2025 y 2027, para avanzar hacia un 27% de generación por renovables en lugar de un 30%

J. M. C. / O. V. GIJÓN.

El Consejo de Ministros de Energía de la Unión Europea ha acordado establecer en el 27% la cuota de consumo energético procedente de energías renovables en cada uno de los Estados miembro de cara al año 2030. El pacto supone acabar con la intención de la Comisión Europea de alcanzar un 30% de energías 'verdes' a finales de la próxima década y concede una prórroga al carbón hasta el 2030 dando vida a las térmicas, que podrán continuar siendo subvencionadas. La ratificación de los objetivos establecidos hasta ahora llega ante las dudas de muchos países sobre cuál debe ser la energía de respaldo que debe existir en cada territorio para asegurar el consumo. En el caso de España, por ejemplo, el carbón y los ciclos combinados están representando más de un 37% de la generación eléctrica nacional a lo largo de diciembre.

Así, la UE ha concedido una mínima victoria al carbón otorgándole, al mismo tiempo, una opción de continuidad. El consejo de ministros de Energía concede de este modo un importante balón de oxígeno a las ayudas que ahora obtienen las plantas de carbón, las que más gases invernadero emiten. No obstante, la negociación entre las instituciones europeas aún sigue en marcha y deberá concluir al final del año que viene.

Ambición insuficiente

«El grado de ambición es claramente insuficiente», admitió el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete. Cañete agregó que tras caída de los precios de las energías renovables, la UE podría elevar su objetivo del 30% sin costes adicionales. «La reducción de costes ha sido espectacular, ya sea en energía solar o eólica», dijo Cañete en rueda de prensa tras la reunión.

Los países miembros de la UE no quieren ir mucho más allá de lo apuntado hasta ahora, aunque incluyeron metas intermedias (en 2023, en 2025 y en 2027) para garantizar el cumplimiento paulatino de ese 27% de generación con energías renovables en el año 2030. Ahora, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo tendrán que encontrar un punto de encuentro en las negociaciones sobre los textos definitivos.

Por otra parte, los responsables de Energía recogieron la propuesta española para que el nivel de interconexiones eléctricas alcance un 10% de la producción en 2020 y un 15% diez años después.

«Todos los instrumentos»

Por otra parte, el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, subrayó ayer que el Gobierno del Principado «seguirá utilizando» todos los instrumentos a su alcance para evitar el cierre de las centrales térmicas, empezando por la de Lada (Langreo), respecto a la cual el presidente de Iberdrola reiteró esta semana en una carta al Ayuntamiento de Langreo su intención de clausurarla y su convencimiento de que mantenerla operativa sería «inviable» a partir de una fecha tan cercana como 2021.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Martínez señaló que el cierre de las térmicas, tendría una «trascendencia negativa para la actividad económica», pero también para los precios de la energía eléctrica. Por eso, reiteró que la valoración del Gobierno autonómico es «muy firme en contra del cierre de las centrales» y aseguró que el Principado «seguirá empleando todos los instrumentos a su alcance» y pronunciándose en este sentido.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos