En Asturias, una mujer debe trabajar 96 días más para igualar el salario de un hombre

En Asturias, una mujer debe trabajar 96 días más para igualar el salario de un hombre

Además, los empleados varones trabajan una mayor cantidad de horas, lo que eleva al 38% la brecha salarial

EFE

Una mujer en Asturias debe trabajar 96 días más al año para igualar el salario de un hombre, según un estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras en 2017.

El informe 'Las mujeres en el mercado laboral asturiano' revela que el salario medio por hora de las trabajadoras es de un 26,3% inferior al de los hombres.

Además, los empleados varones trabajan una mayor cantidad de horas, lo que eleva al 38% la brecha salarial, que no obstante se redujo entre 2013 y 2015 por la fuerte caída de la población activa masculina.

También las mujeres cobran de media una pensión del 71% inferior a la de los hombres, al configurar el grupo mayoritario en las pensiones más bajas.

El estudio ha sido presentado hoy en la sede de CC OO de Oviedo en una jornada programada por la Secretaría de la Mujer de esa organización con el propósito de desarrollar políticas sindicales que incluyan la cuestión de género.

La discriminación de la mujer trabajadora tiene una dimensión mayor que la brecha salarial, y en la mayoría de los casos queda camuflada en «conceptos neutros» como retribuciones adicionales o gratificaciones, según ha explicado la directora de la Inspección Laboral de Asturias, Adelia García.

En muchas empresas existe una discriminación indirecta basada en el pago de «plus» por penosidad, mayor responsabilidad y otros que se pagan solo a los hombres, ha afirmado García.

La Ventanilla contra la Brecha Salarial, creada por los sindicatos, la patronal y el Principado de Asturias ha registrado 7 denuncias desde el pasado mes de noviembre, una de ellas por el llamado «techo de cristal» que dificulta el acceso de las mujeres a jefaturas y cargos directivos.

La directora de la Inspección Laboral ha admitido que dada la situación generalizada de discriminación 7 denuncias «son pocas», aunque la realidad es que las trabajadoras «tiene miedo a perder el empleo».

El sector servicios es donde se registra el mayor índice de discriminación seguido por la industria, que en los últimos años ha aumentado el empleo femenino en oficios tradicionalmente masculinos, según ha indicado la responsable de Igualdad de CC OO, Ana María Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos