«La brecha salarial lleva a muchas mujeres a la pobreza cuando toca jubilarse»

María Antonia Álvarez, en las oficinas de su empresa./HUGO ÁLVAREZ
María Antonia Álvarez, en las oficinas de su empresa. / HUGO ÁLVAREZ

«Las mujeres trabajamos en todas las áreas, pero muchas veces no nos dan la opción de estar en todos los órganos de decisión» María Antonia Álvarez. Presidenta de Asem

SUSANA BAQUEDANOGIJÓN.

La Asociación Empresa Mujer (ASEM) de Asturias lleva 21 años «ayudando a crecer» a numerosas emprendedoras en el Principado. Hoy son cerca de 200 las asociadas que siguen reuniéndose, cada último jueves de mes, en una cena en la que comparten experiencias y se crean redes de contactos. Su presidenta, María Antonia Álvarez (Villablino, 1966), destaca «el trabajo en equipo» y «la entrega» de todas ellas, especialmente de su junta directiva. Defiende «la corresponsabilidad» y la «complicidad» del hombre para alcanzar la igualdad y ve la brecha salarial como «un grave problema» que aboca a la pobreza de las mujeres a la hora del retiro laboral.

-¿Cómo siente el panorama empresarial en Asturias?

-No sé si hemos salido o no de la crisis, pero hemos perdido el miedo. Nos atrevemos a gastar más, a invertir más, y eso genera empleo. Hemos mejorado relativamente, aunque aún quede tiempo para que la situación económica sea igual que antes de la crisis.

-¿En qué sectores de la economía predominan las mujeres empresarias?

-Estamos prácticamente en todos los sectores. La industria es el sector con menor presencia femenina, pero diría que no hay ninguno en el que no haya mujeres. La composición de nuestra junta directiva es un reflejo de ello; tenemos una productora de vídeos, una escuela de formación, una clínica de fisioterapia, una constructora especializada en promociones bioclimáticas y una correduría de seguros.

-Según las estadísticas, las mujeres son más númericamente que los hombres, tienen también una mayor formación, pero siguen cobrando menos. ¿Se atisba alguna solución?

-El problema de la brecha salarial es tremendo, pero no ya por nuestro presente, sino por nuestro futuro. El que las mujeres estén a media jornada hace que quien cotiza menos, reciba menos, y esa brecha lleva a la pobreza a muchas mujeres cuando toca jubilarse.

-Sigue siendo escasa la presencia de la mujer en los órganos de decisión económica. ¿Por qué?

-Sí, esa la pregunta del millón. Si las mujeres trabajamos en todas las áreas, tenemos también que tomar decisiones en todas las áreas. Muchas veces no se nos da la opción de estar en esos órganos.

-¿Está a favor de las cuotas para lograr la igualdad?

-A una mujer se la debe valorar exactamente igual que a un hombre. Las cuotas favorecen la incorporación de la mujer a esos puestos de responsabilidad y en este momento es conveniente que las haya. Lo ideal sería que no hiciesen falta y que nos guiasemos por una meritocracia.

-Se celebran las elecciones de Fade y los candidatos son dos hombres. ¿Ninguna mujer quiso dar el paso?

-Finalmente no quiso ninguna mujer dar ese paso.

-¿Y qué le parecen los dos candidatos: Belarmino Feito y Alejandro Díaz?

-Me parecen bien los dos candidatos. A nosotras, antes de que se presentase el segundo candidato, ya nos parecía que la opción de Belarmino Feito está alineada con nuestros planteamientos, por su compromiso de aumentar de manera significativamente la representación femenina en su organigrama y porque cumple con los requisitos de empresario hecho a sí mismo, que sabe perfectamente cuáles son las dificultades de la empresa, porque lo vive todos los días, como nosotras.

-¿Qué consejos le daría a una emprendedora que quisiera poner en marcha un proyecto?

-Que crea en sí misma. Si no, no se va a dejar ayudar. Tanto hombres como mujeres tenemos dos carencias: sabemos desarrollar un proyecto pero se nos olvida luego venderlo y no tenemos una red de contactos en la que apoyarnos en la mayoría de las ocasiones, lo que hoy se llama 'networking'.

-Para eso están las asociaciones como Asem, ¿no?

-1Sí, es uno de los papeles que cumple Asem. Te permite llegar a personas a las que sería muy difícil acceder. En las cenas que celebramos todos los meses escuchamos a una ponente que procede de ámbitos diversos y luego tenemos la actividad didáctica '3 empresas, 3 minutos', para ir conociéndonos. Hemos crecido y aprendido juntas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos