Cádiz tira de desempleados para las obras de los petroleros

S. B. GIJÓN.

El inicio de la construcción de cuatro petroleros en el astillero de Puerto Real (Cádiz) el pasado año supusieron toda una revolución laboral en la bahía gaditana, donde el sector del metal acumulaba unos 9.000 parados.

Después de tres años de sequía en la construcción naval, había que tomar medidas para garantizar una mano de obra especializada y cualificada. El denominado 'cluster' naval, que funciona desde 2014, supuso una garantía tanto para la contratación como para la formación de los trabajadores que precisan este tipo de obras.

El 'cluster' gaditano, formado por representantes de la patronal, miembros de las empresas auxiliares, sindicatos, Gobierno regional y la propia Navantia, elaboró un informe de las profesiones que precisa la obra y elevó a la Administración regional los perfiles necesarios para acometerla.

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) se encargó de la captación de alumnos, cualificados o no, para distribuir los cursos de reciclaje y formación. Estos cursos tuvieron una duración de entre 90 y 120 horas durante quince días, con el objetivo de que las plantillas estuvieran preparadas para entrar en el dique en el primer trimestre de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos