CC OO convoca una huelga en Renfe y Adif para el 29 de septiembre

Unos operarios trabajan en las instalaciones de un taller de mantenimiento, /Toni Albir (Efe)
Unos operarios trabajan en las instalaciones de un taller de mantenimiento, / Toni Albir (Efe)

El sindicato protestará por unas «plantillas envejecidas y reducidas» y por la «falta de información» sobre su viabilidad y futuro

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El próximo día 29 de septiembre habrá una nueva huelga en Adif y el Grupo Renfe. CC OO, central mayoritaria en la operadora pública y, por tanto, la que más trabajadores aporta a las movilizaciones, ha convocado a los empleados de estas empresas a un parón de 23 horas entre las 00.00 y las 23 horas de ese viernes, tal y como lo anunció ayer el sindicato en un comunicado.

La razón principal que esgrime la organización es que ambas compañías tienen «plantillas envejecidas y tan reducidas que rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes». De esta manera, el sindicato desea que esta huelga se convierta en «una medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de estas empresas».

CC OO estima que desde 2005 -cuando entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario por la que se liberalizó el transporte en tren- las plantillas de Adif y Renfe se han reducido en un 18,75%, al pasar de los 32.000 trabajadores con que contaban hace doce años a los 26.000 actuales. «Se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España», argumenta Manuel Nicolás Taguas, secretario general del sector en la organización.

Taguas sostiene que al sindicato «no le ha quedado otra salida» que la huelga ante «el oscurantismo» del Ministerio y las empresas ferroviarias en «asuntos tan importantes» como la revisión de las conexiones de tren regional y cercanías consideradas de servicio público que está abordando, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros y la falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina.

Contra la externalización

CC OO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas «que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones». Por eso exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga «innecesaria la política de privatización continua de actividades, que atenta contra los intereses de los usuarios».

Fotos

Vídeos