Más diputadas regionales y alcaldesas que la media, pero pocas directivas

A. C. GIJÓN.

La participación de las mujeres en el Parlamento autonómico se sitúa en Asturias en algo más del 50% -ocupan 23 de los 45 escaños de la Junta-, un porcentaje superior a la media del país, que supera por muy poco el 44%. Esto coloca a la cámara asturiana en el quinto puesto del ranking nacional, por detrás de Murcia, Canarias, Castilla y León y Comunidad Valenciana. La presencia femenina en puestos de alcaldías, sin embargo, es inferior. Los consistorios asturianos tienen en un 23,1% de los casos a una alcaldesa al frente, frente al 19% español. Es el cuarto valor más elevado de España, ya que solo Murcia, País Vasco y Madrid acumulan más regidoras.

Si miramos hacia las Cortes Generales, las cifras son peores. Desde el año 1982, la presencia de mujeres en el Congreso y el Senado ha ido aumentando en todas las legislaturas, siendo mayor la presencia femenina en el Congreso que en el Senado, si bien en el último año los números son similares. A pesar de este crecimiento, los porcentajes de participación femenina continúan siendo bajos, con un 39,4% en el Congreso y un 39,9% en el Senado.

A pesar de todo, las mujeres continúan teniendo un escaso peso en los órganos de dirección y consejos de administración de las empresas del IBEX-35, arrojando valores muy bajos, si bien cabe destacar que en los últimos años la presencia de las mujeres en puestos de alta dirección muestra una tendencia al alza, aunque avanza a un ritmo muy lento.

En cuanto a formación se refiere, Asturias obtiene mejores resultados que la media del país en cuanto al abandono del sistema educativo. También presenta mejores tasas de graduación. A medida que los resultados académicos mejoran, las diferencias entre géneros tienen a minimizarse.

Fotos

Vídeos