Asturias creará dos mil empleos en Semana Santa y el 30% durará hasta el final del verano

Asturias creará dos mil empleos en Semana Santa y el 30% durará hasta el final del verano
Un camarero ofrece oricios en una sidrería de Oviedo. / ÁLEX PIÑA

La patronal de agencias de trabajo prevé una campaña de récord en el Principado en las dos semanas de Pascua

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

La campaña de esta Semana Santa será, un año más, de récord en cuanto a la creación de empleo. En el sector de las empresas de trabajo temporal y agencias de empleo se prevén realizar 164.000 contrataciones en España, un 11% más que en 2017. En Asturias el crecimiento interanual será muy similar al de la media nacional y la cifra de contratos, solo en las dos semanas afectadas por los días festivos de Pascua, se acercará a los 2.000. Son datos de Asempleo, la mayor asociación de agencias privadas de empleo de España.

Asempleo espera que un número importante de los puestos de trabajo que se creen en las dos semanas propias de Pascua se mantengan más allá de la campaña y de ellos, un porcentaje que podría superar el 30%, se mantendrán hasta que finalice el periodo estival.

También la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) maneja previsiones de empleo optimistas. «No podemos olvidar que nuestro mercado laboral sigue manteniendo una tendencia de fondo positiva, a la que se une en este periodo un impacto estacional también favorable, particularmente en lo que se refiere a la contratación vinculada a las actividades relacionadas con el turismo, directa o indirectamente», asegura su servicio de estudios económicos.

Con la prudencia que exige cualquier previsión, Fade confía, cuando menos, en que «se repitan» los buenos resultados del año pasado. «Si bien es cierto que las previsiones macroeconómicas apuntaban hacia una ralentización este año respecto al gran dinamismo del anterior, los resultados disponibles para los primeros meses están dando lugar a revisiones al alza, de manera que las expectativas para el ejercicio están mejorando en términos generales, y también en lo que se refiere al empleo y a esta campaña de Semana Santa», agrega.

Como es propio de estas fechas, el turismo será la fuente principal para la creación de empleo, generando miles de contratos en todas las comunidades autónomas. En ese sentido, la hostelería y el comercio son los sectores que más peso tendrán en el impulso que va a experimentar la ocupación, pero también se demandan otro tipo de perfiles para asistir a las necesidades que se darán en los sectores auxiliares, como son logística y distribución, transporte (en especial, el aeroportuario), el retail, sector administrativo y atención al cliente.

Los efectos positivos de la Semana Santa sobre el empleo se dejarán ver en todas las comunidades autónomas y en especial, en los principales núcleos urbanos (Madrid y Cataluña) y en Provincias de Andalucía y Castilla y León, así como en Asturias, donde llegarán miles de viajeros para disfrutar de sus atractivos culturales, gastronómicos y de ocio en general.

Según Asempleo, la Pascua de 2018 tendrá un mayor impacto, en términos de ocupación, en las zonas rurales, en detrimento del turismo de sol y playa que aglutinó un porcentaje mayor de puestos de trabajo creados durante la misma festividad en 2017. La patronal de agencias de trabajo opina que el adelanto de su celebración, de abril a mayo, sumado a las condiciones climatológicas esperadas, «ha tenido mucho que ver». Cataluña, Madrid y Andalucía, serán las comunidades que más ofertas de empleo generen durante estos días. Se calcula que la suma de los contratos realizados en estas tres, supongan cerca de 60.000 contrataciones, aproximadamente el 37% sobre el total esperado para la Semana Santa.

En esta época del año, las necesidades de las empresas requieren incorporar profesionales a sus plantillas para responder al incremento de demanda que se produce derivado del aumento de visitantes y turistas. Unas necesidades puntuales que, como en muchas otras épocas del año, pueden satisfacerse gracias al empleo temporal y en concreto, debido a la profesionalidad de los agentes de la intermediación, que consiguen a los candidatos idóneos para estas circunstancias: trabajadores con experiencia previa, disponibles para su incorporación inmediata y con capacidad para adaptarse con agilidad al entorno de la empresa para la que son puestos a disposición. En una economía como la española, tan condicionada por el calendario, las festividades y el clima, la flexibilidad es vital para que las empresas de todos los sectores puedan aprovechar estos picos de actividad, consiguiendo así crear empleo y mejorar sus resultados sin hipotecar su competitividad, algo que, en todos los casos, redunda en beneficios para la economía española y por ende, para todos los ciudadanos. Cuando la contratación de duración determinada responde a necesidades reales y está bien gestionada, es una herramienta útil e imprescindible para el dinamismo y la eficiencia de cualquier mercado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos