Femetal y sindicatos encallan en el convenio por el salario y la conciliación

Damián Manzano. / M. R.
Damián Manzano. / M. R.

Los sindicatos advierten de que la patronal propone eliminar la antigüedad, implantar la jornada irregular y una subida salarial del 1% sin cláusula de revisión

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Tras cinco meses de negociación, Femetal y sindicatos no logran avanzar en el nuevo convenio colectivo para este mismo año y que afecta a más de 23.000 trabajadores en Asturias. Ayer por la tarde se oficializó el bloqueo tras una nueva reunión en la que la patronal se mantuvo firme en sus «planteamientos regresivos», según José Manuel Cima, responsable de la negociación colectiva de CC OO Industria de Asturias. La patronal asturiana del metal propone una subida salarial del 1% sin cláusula de revisión salarial para este ejercicio, cuando en 2017 el incremento era del 2%, y plantea eliminar la antigüedad, que actualmente venía suponiendo un aumento del 5% del salario base por quinquenio, lo que significaría «un retroceso a niveles salariales de hace 25 años», advierte Comisiones Obreras.

Otra cuestión que disgusta a las centrales es la pretensión de Femetal de implantar la jornada irregular, una modalidad de flexibilización de la jornada de trabajo para adaptarla a las necesidades puntuales de cada compañía. Con ese sistema, las empresas consiguen que en momentos de más actividad los trabajadores puedan hacer una mayor jornada, que se compensa con descanso en los momentos en que la actividad es menor. Es decir, se cambia la distribución de las horas que realizan los trabajadores, pero no se altera el volumen total de horas a desarrollar en el año que hayan señalado en el contrato en el convenio colectivo.

Según los sindicatos, esta modalidad choca de pleno con la filosofía de lograr la conciliación laboral y familiar.

Además, en cuanto a la Formación Dual la patronal pretende que los trabajadores se incorporen a las empresas en un escalón inferior en cuanto a categoría salarial, «con lo que se daría la paradoja que estar formando a trabajadores para que entren en el nivel menos cualificado. Es una contradicción», advierte Cima.

La última reunión mantenida ayer fue «totalmente infructuosa», según los sindicatos. Por ello, los secretarios generales de CC OO de Industria, Damián Manzano, y de UGT-FICA, Jenaro Martínez, acompañados por los responsables de política sindical de cada organización, Javier Campa y José Manuel Cima, anunciarán hoy las medidas que piensan tomar.

En 2017, Femetal y sindicatos firmaron un acuerdo por el que se prorrogabann las condiciones del convenio del metal de 2015-2016 por un año más, pero con una subida salarial de un 2% para ese ejercicio incluyendo un procedimiento de revisión si el IPC superaba el 2,5%. Hay que retrotraerse a 2012, hace seis años, para ver un incremento de sueldo del mismo nivel -en 2015 y 2016 las subidas fueron del 1% y 1,5%, respectivamente-. El año pasado, la cifra de negocio de las empresas asturianas del metal creció un 3,6%, frente a la media nacional del 2,7%.

La patronal del metal, por su parte, evitó hacer valoraciones, pero sí que negó que la negociación esté paralizada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos