El Gobierno dedica 11 millones a planes de empleo tras corregir sus problemas legales

El consejero de Empleo, Isaac Pola, ayer, en Oviedo. / EFE / A. MORANTE

Asegura que las sentencias comienzan a ser favorables a los ayuntamientos y que la litigiosidad ha disminuido

E. C. OVIEDO.

El Gobierno regional consideró ayer superadas las dificultades que estaban teniendo los ayuntamientos para poner en marcha los planes locales de empleo destinados a parados de larga duración y personas en riesgo de exclusión social tras las modificaciones introducidas este año en su convocatoria.

La problemática generada con las sentencias que obligan a los ayuntamientos a readmitir a los trabajadores contratados o a indemnizarlos por cuantías que supusieron unos diez millones de euros llevó a los ayuntamientos de Mieres, Langreo, Valdés y Siero a renunciar a participar por la inseguridad jurídica que genera para los consistorios las contrataciones para estos programas.

Según el consejero de Empleo, Isaac Pola, las cambios en la convocatoria de este año, que incluyen un itinerario personalizado para los beneficiarios y la flexibilidad en los plazos para suscribir contratos que podrán realizarse hasta marzo del año siguiente siempre que no excedan los doce meses, ha permitido corregir las «serias incidencias» de ejercicios anteriores.

Pola indicó que las últimas sentencias dictadas por los tribunales están siendo ya favorables a los ayuntamientos y la litigiosidad ha descendido, lo que refleja que los cambios en el diseño de la convocatoria aportan seguridad jurídica y favorecen su aplicación.

El titular de Empleo se expresó así después de que el Consejo de Gobierno autorizara un gasto para 2017 y 2018 de 21,5 millones de euros destinado a facilitar la inserción laboral de 1.689 parados de larga duración y jóvenes. De dicha cantidad 11,3 millones corresponden a los planes locales de empleo, que beneficiarán a unas 800 personas.

Además de los fondos destinados a los planes locales de empleo, el paquete de ayudas incluye subvenciones por un importe de 900.000 euros para sufragar la contratación de 39 técnicos de empleo y desarrollo local. Asimismo, se destinarán ayudas por 2,7 millones a contratos de trabajo en prácticas para atender a más de 200 jóvenes desempleados menores de 25 años. Por último, al programa Actívate, dirigido a desempleados de larga duración, se dedicarán 6,5 millones en ayudas para actividades de formación en alternancia con el empleo.

Fotos

Vídeos