El juez amonesta a la administradora de Agalsa tras las quejas de la plantilla

La administradora concursal de Agalsa, Carmen Fernández. / P. CITOULA
La administradora concursal de Agalsa, Carmen Fernández. / P. CITOULA

Los 13 trabajadores que permanecen en activo logran cobrar las dos nóminas que se les debían tras presentar el incidente concursal

S. BAQUEDANO GIJÓN.

El juez que se encarga del caso de Agalsa ha amonestado a la administradora concursal tras presentar los sindicatos una queja formal en la que critican su gestión. Según informaron ayer los sindicatos, al parecer la magistrada tomó nota y ha adoptado medidas. Por de pronto, los 13 empleados de la plantilla gijonesa que permanecen en activo ya han cobrado las nóminas de abril y mayo que se les adeudaba.

Los sindicatos acudieron el pasado viernes al Juzgado de lo Mercantil número 3 de Oviedo para presentar un incidente concursal. Además del pago de los salarios pendientes, solicitaban que la administración concursal entregara la documentación correcta a los trabajadores regulados de empleo, a los que les habían entregado bases de cotización erróneas, así como la correspondiente a los trabajadores que optaron por acogerse a un ERE de extinción de contratos.

Según explicaron fuentes sindicales la semana pasada, antes de acudir al juzgado, la letrada Carmen Fernández Sánchez no estaba cumpliendo debidamente con la labor que le corresponde. Pusieron diversos ejemplos de «incumplimientos», como que los trabajadores que se acogieron al ERTE han cobrado menos días de los que les correspondería por la prestación de desempleo, debido a los retrasos de la administradora concursal en comunicar los periodos de actividad al Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), o que quienes se desvincularon de Agalsa llevan más de un mes esperando la comunicación de la empresa en la que se les debe informar de la fecha y la liquidación.

La magistrada releva al personal de su equipo que se encargaba del concurso de la planta

Tanto «error de procedimiento» les llevaba ya a pensar que lo que busca esta letrada es «nuestro desgaste psicológico» y retirada. Porque también echan en falta que les informe del desarrollo de las gestiones que «supuestamente» está realizando para buscar un posible comprador para la planta. Ayer mismo, la administradora concursal estuvo en Asturias, «pero no nos ha llamado para reunirse con nosotros», lamentaban. El pasado 2 de marzo, el juez reconocía la situación de insolvencia en la que se encuentra Agalsa, abría el concurso de acreedores que había solicitado su propietario y nombraba a Carmen Fernández Sánchez como administradora concursal.

De la esperanza a la crítica

Los sindicatos pusieron en ella todas sus esperanzas. Para abrir la puerta a un posible inversor, la administradora concursal inició los trámites para solicitar al juez la suspensión del ERE de extinción que afectaba a 102 de los 130 trabajadores, con el objetivo de retirarlo e iniciar posteriormente un periodo de consultas para negociar un nuevo expediente extintivo y suspensorio al mismo tiempo. Se trataba, en definitiva, de que si surgía un posible accionista para Agalsa, éste pudiera pedir la reincorporación de la plantilla a sus puestos de manera inmediata.

Cuatro meses después, los trabajadores critican la falta de información por parte de la magistrada. Los sindicatos se encuentran, por tanto, a la espera de conocer el informe que la administradora debe remitir al juez informando sobre la viabilidad o no de la planta.

Ahora, tras la amonestación del juez lo que sí saben es que la magistrada ha relevado al personal de su equipo que se encargaba de las gestiones del concurso de Agalsa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos