El laudo fija una mejora salarial de 200 euros para los vigilantes de El Prat

Es la misma cuantía que fue rechazada por los trabajadores y también obliga a la empresa anular las sanciones impuestas por la huelga

DAVID VALERAMadrid

El laudo del arbitraje elaborado por Marcos Peña para el conflicto de los vigilantes de El Prat y la empresa Eulen, concesionaria de la seguridad del aeropuerto, fue entregado hoy a las partes. El documento establece una mejora salarial para los trabajadores de 200 euros por 12 meses "que absorbe los anteriores complementos puestos de trabajo". Una medida muy similar a la propuesta por la Generalitat y que ya fue rechazada por los empleados. Sin embargo, este dictamen es de obligado cumplimiento para las partes.

Asimismo, el laudo también fija un incremento de la plantilla en "temporada alta", es decir del 31 de marzo al 30 de octubre, así como en puentes y fechas navideñas. En esos días se tendrá que implementar un quinto vigilante por puesto, algo que también incluía la propuesta de la Generalitat. Además, contempla un aumento de 25 puestos de trabajo en las franjas de máxima afluencia y horas punta. También recoge la necesidad de dar una formación en radioscopia a todos los trabajadores

El arbitraje realizado por el presidente del Consejo Económico y Social (CES) también considera que las partes "no deberán adoptar nuevas medidas de conflicto y huelga" relacionadas con la materia del laudo. En este sentido, también deja "sin efecto" las sanciones impuestas y expedientes iniciados por el conflicto. Este punto es muy importante porque los trabajadores habían convocados nuevos paros parciales desde el 8 de septiembre por el despido de dos vigilantes en el periodo de huelgas.

El comité de huelga ha pedido tiempo para valorar el laudo. El lunes será sometido a votación en una asamblea. En caso de ser aceptado será el fin del conflicto. En caso contrario, podrían acudir a los tribunales.

Fomento defiende la gestión

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha calificado de "excepcional" el laudo arbitral y ha recordado que es de obligado cumplimiento y, por tanto, "pone fin al conflicto". "Devolverá la normalidad al aeropuerto, nadie entendería que no fuera así", ha explicado.

Asimismo, ha explicado que en plano organizativo el dictamen coincide casi por completo con la propuesta del mediador. Y en el aspecto salarial, incluye una "relevante" diferencia al destacar que ese complemento de 200 euros es "absorbible a otros pluses.

El ministro defendió ayer en el Congreso la actuación del Ejecutivo durante el conflicto. En concreto, consideró acertadas las dos principales medidas tomadas por el Gobierno "cuando todas las negociaciones habían fracasado". Por un lado, recurrir a la Guardia Civil para reforzar los puestos de control y "garantizar la seguridad" en lai instalación y por otro aprobar un laudo de arbitraje obligatorio para poner fin al conflicto laboral.

Así, De la Serna criticó la posición "inflexible" del comité de huelga de El Prat al rechazar la propuesta de la Generalitat, que actuaba como mediador, de una mejora salarial de 200 euros mensuales y que además incluía un refuerzo de la plantilla con un quinto vigilante por puesto de control. De la Serna aseguró que la opción elegida por los trabajadores (una mejora de la retribución de 250 euros en 15 pagas) estaba "muy lejos" de la propuesta planteada.

Por eso el ministro justificó haber acudido al arbitraje obligatorio y a la designación del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, para esa labor. El titular de Fomento defendió que se reunían los requisitos recogidos en el decreto 17/1977 para recurrir a esta figura. En este sentido, destacó que existía una situación de "huelga prolongada" que ponía en riesgo la "economía española" y había un escenario "irreconciliable" entre los trabajadores y la empresa Eulen. Una decisión que, sin embargo, fue criticada por los sindicatos al considerarla “ilegal”. De hecho, ya la han recurrido a los tribunales.

En cualquier caso, De la Serna también explicó que los efectivos de la Guardia Civil tenían por objetivo mantener la "seguridad" en las aglomeraciones de estructura crítica. Asimismo, destacó que estos agentes "en ningún momento han sustituido a los trabajadores de la empresa", ya que los trabajos se desarrollan bajo la supervisión de la Guardia Civil. Sin embargo, el comité de huelga criticó que se vulneraba su derecho a la huelga.

Fotos

Vídeos