UGT y CC OO volverán a tomar la calle por las pensiones el 15 de abril

UGT y CC OO volverán a tomar la calle por las pensiones el 15 de abril
Manifestación por las pensiones celebrada el sábado en Gijón. / D. MORA

Ven «insuficientes» las medidas anunciadas por Rajoy en el Congreso y exigen la revalorización de forma automática

LUCÍA PALACIOS MADRID.

Nueva cita para movilizarse por unas pensiones «dignas». El 15 de abril habrá manifestaciones en las principales capitales convocadas por UGT y CC OO para que el Gobierno rectifique, revalorice las pensiones para garantizar su poder adquisitivo y asegure la viabilidad del sistema público. Así lo anunciaron ayer ambos sindicatos, en un llamamiento a la ciudadanía a «una participación masiva».

Su advertencia fue clara: «mantendrán el pulso en la calle» y darán continuidad a la campaña iniciada en septiembre, con las marchas que recorrieron todo el país por unas pensiones dignas, junto a las multitudinarias movilizaciones de febrero y marzo, que culminaron con el centenar de protestas del pasado día 17. Asimismo, estas reivindicaciones serán uno de los ejes centrales para el Primero de Mayo.

A las dos grandes centrales les parecen «parciales» e «insuficientes» las medidas que el presidente Mariano Rajoy anunció vagamente en el pleno de la semana pasada en el Congreso: mejoras para las pensiones mínimas y de viudedad, junto a exenciones fiscales para las personas mayores. El Ejecutivo plantea también que los pensionistas que cobren menos de 17.000 euros al año no paguen IRPF.

Durante la Asamblea Confederal Consultiva de UGT celebrada ayer en Zaragoza, su secretario general, Pepe Álvarez, exigió volver al sistema de revalorización automática, en línea con PSOE y Unidos Podemos que piden una subida del 1,6%. Persiguen derogar la fórmula de revalorización de las pensiones que entró en vigor con la reforma de 2013, que ha abocado los últimos cinco años a un alza mínima del 0,25% por vincular la subida a la suficiencia económica del sistema, algo que no se alcanzaría en los próximos 16 años.

Y para lograrlo, para recuperar derechos, apuntó que «la movilización es el elemento clave». Pero el sindicato no se va a «conformar con eso». UGT defiende que, al igual que el salario mínimo interprofesional (SMI), se fije una prestación mínima de 1.000 euros al mes.

Además, el sindicato demandó más detalles del factor de sostenibilidad que entrará en vigor el 1 de enero de 2019. «Queremos saber qué va a suponer para 2019, 2020 y 2021, porque depende de la interpretación que se le dé estaremos ante una rebaja muy sustancial de los futuros pensionistas», explicó. Respecto a la opción de recurrir incluso a una huelga general, Álvarez lo vio «posible» porque la movilización «no tiene límite» y «empieza a haber condiciones» para ello, aunque no lo ve una prioridad.

De otro lado, el Gobierno aprobará «en las próximas semanas» un nuevo Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con mayor capacidad de actuación y relaciones más directas con las autonomías. Así lo dijo ayer la ministra de Empleo, Fátima Báñez, tras anunciar que desde 2012 hasta febrero pasado se han detectado 519.056 empleos irregulares, junto a 7.029 empresas ficticias para el cobro indebido a prestaciones. Además, se han convertido 359.122 falsos temporales en indefinidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos