El oriente asturiano registra la mejor evolución porcentual del mes

Cangas de Onís, Llanes, Ribadesella y Colunga lideran el descenso del paro en julio frente a los niveles de las principales ciudades del Principado

C. GARCÍA GIJÓN.

Atender las necesidades de los sectores del turismo, el comercio y la logística exigirá este tercer trimestre del año la incorporación de un número sin precedentes de trabajadores a las empresas asturianas de esos ramos. La previsión del sector es alcanzar las 15.000 nuevas contrataciones -un 10% más que en el verano pasado-, pero esos empleos, como ya adelantan los datos de junio y julio, también tienen fecha de caducidad desde el mismo momento de su creación. El verano es tiempo de vacaciones para unos y de mayor oportunidad para encontrar empleo para otros. Los hosteleros y el sector turístico en general hace sus cuentas de cara a la temporada estival. Este año los resultados están siendo muy buenos. La alta ocupación que está registrando la región anima al sector a aumentar aún más su plantilla. Tanto es así que los concejos más turísticos copan la mayor parte de estos contratos.

El mayor descenso de desempleo se registró en los municipios del oriente asturiano con mayor actividad turística, como ocurre con Cangas de Onís, Llanes, Ribadesella y Colunga. En el occidente, sin embargo, fueron bastante más moderados. En Cangas de Onís el paro se redujo en un 15,4%, y en Picos de Europa, uno de los destinos estrella de los turistas, en el concejo de Cabrales descendió cerca de un 20% en el último mes. Le siguen, por porcentajes, Llanes, Ribadesella y Ribadedeva. Aquí, todas las empresas relacionadas con las industrias del turismo y el ocio refuerzan sus plantillas en verano. Camareros, cocineros, dependientes o socorristas pasan a ser ocupaciones con alta demanda.

El tirón del verano ha tenido, de momento, menor repercusión en el Occidente. Así, por ejemplo, en Tapia de Casariego se redujo un 8%, en Cudillero un 9% y en El Franco, un 8%. En las grandes ciudades como Oviedo, Gijón y Avilés no alcanza el 4%. De hecho, la tasa más elevada es la de Avilés con un 3,7%. En el caso de la capital asturiana se queda a las puertas del 2% y ya en Gijón se sitúa en un 2,9%.

Fotos

Vídeos