El paro sube en Llanes, Ribadesella y Carreño pese a la temporada turística

Gijón y Oviedo lideran la caída del descenso en términos absolutos mientras que Castrillón, con 56 parados más, registra la mayor subida

A. M. OVIEDO.

La contratación de personal para reforzar las necesidades del sector turístico en los meses de verano no ha tenido especial reflejo en el mes de agosto, donde el paro del sector servicios incluso aumentó en 50.701 personas (0,03%). De hecho, municipios costeros y tradicionalmente muy vinculados al turismo, como son Llanes, Ribadesella o Carreño, vieron incrementados el número de parados de forma porcentual considerablemente en un mes donde, sin embargo, el paro cayó un 0,24% en la región.

Concretamente, en el concejo de Carreño el paro subió un 2,34% en el mes de vacaciones por excelencia, mientras que en Llanes lo hizo un 1,9% y en Ribadesella un 1,72%. No fue el caso de otros concejos también muy vinculados al sector turístico, como Cangas de Onís, donde el paro descendió por encima del 5%; Valdés, con una caída cercana al 3% o Gozón, donde el número de personas demandantes de empleo se redujo en agosto un 2%.

Las tres principales ciudades de la región siguieron la tendencia autonómica y redujeron sus cifras de paro en porcentajes similares a la media, aunque, como consecuencia de su mayor población, lideraron la caída en términos absolutos. Aún así, Gijón mantiene a 21.602 parados en sus listas del antiguo Inem; mientras que Oviedo suma 15.302 y Avilés algo más de 6.000. Por detrás están Langreo, que cerró el mes de agosto con 3.822 parados; Mieres, con 3.556 y Siero, con 3.474 personas demandantes de empleo.

Fotos

Vídeos