La plantilla de Acciona pide «claridad» a Arcelor en sus planes para la contrata

Algunos de los manifestantes que ayer salieron de Tabaza, con sus pancartas, frente al Ayuntamiento de Avilés. / MARIETA
Algunos de los manifestantes que ayer salieron de Tabaza, con sus pancartas, frente al Ayuntamiento de Avilés. / MARIETA

Decenas de trabajadores marcharon ayer desde Tabaza al Ayuntamiento de Avilés, donde les recibió la alcaldesa

A. COLLADO GIJÓN.

Aunque muchos den ya por segura la solución del conflicto de los trabajadores de Acciona en Arcelor, lo cierto es que el cabreo de la plantilla sigue in crescendo. A día de hoy, lamentan, nadie les ha comunicado nada -y la subcontrata también niega haber recibido cualquier información oficial- sobre una posible vía de salida al problema. Esto es, Arcelor no garantiza la carga de empleo y Acciona, que por esta razón ya ha despedido a algunos de los trabajadores que asumió este año, tampoco. «Para nosotros, la situación es la misma que hace quince días, pero con tres personas que se han ido a la calle», protestaba ayer el presidente del comité de empresa, Delfín Domínguez.

Por esa razón, la plantilla salió a primera hora de la mañana de ayer en manifestación desde Tabaza, para llegar justo al mediodía al Ayuntamiento de Avilés, donde fueron recibidos por la alcaldesa. Ella también creía que el problema estaba solucionado, pero «Acciona sigue sin comprometerse» a mantener la más de una treintena de contratos que le fueron subrogados después de que Arcelor le retirase la concesión de estas labores a Dragados. Y todo indica que no lo hará hasta que Arcelor mueva ficha y garantice el empleo o devuelva el contrato (y la plantilla) a Dragados. Algo, califican apesadumbrados los representantes sindicales, cuanto menos, irónico, ya que de este modo volverían a encontrarse «exactamente en la misma situación en la que estábamos en mayo, pero dejándonos por el camino a gente y mucho dinero».

Una de las razones por las que el comité reclama «claridad» es precisamente esa. Que, de haber una solución sobre la mesa que ellos desconocen, los trabajadores estarían perdiendo sin ninguna razón dinero y cotización a la Seguridad Social con las jornadas de huelga. De momento, y ante la ausencia de ninguna comunicación oficial, la plantilla ha decidido continuar con los paros de dos horas diarias convocados para todo el mes de diciembre y con las concentraciones que cada viernes plantea, de forma alterna, frente a la entrada de las plantas de Trasona y Gijón. Mañana, la cita será en la de Trasona. Temen que, tras la parada de la acería de Avilés que en teoría finaliza este martes, Acciona tome nuevas medidas y despida a más trabajadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos