La plantilla de Capsa en huelga reparte 500 litros de leche en Pola de Siero

Protesta de los trabajadores de Central lechera Asturiana. / Pablo Nosti

Los trabajadores protestan por la deslocalización de la producción de la planta en Granda y la compañía niega que exista y asegura que "el volumen de la planta asturiana crece por encima de lo acordado"

Carolina García
CAROLINA GARCÍAPola de Siero

Los trabajadores de la Central Lechera Asturiana trasladan su protesta a Pola de Siero. Además de mostrar pancartas reclamando una solución, en su cuarta jornada de huelga repartieron 500 litros de leche de la marca asturiana en el entorno de la plaza de abastos coincidiendo con el día de mercado. El presidente del comité de empresa, Ramón Urbano, asegura que el seguimiento es del cien por cien de la plantilla. "La empresa no quiere sentarse a negociar. Si no somos capaces de mantener la producción en Granda nos quedamos sin producto. Tenemos que frenar esa deriva", explica.

Por su parte la empresa insiste que no hay en ningún caso "deslocalización" y el volumen de la planta de Granda "crece por encima de lo acordado".

Al acto de protesta acudió el coordinador general de IU, Ramón Argüelles, que adelantó que "vamos a ejercer toda la presión posible para evitar la deslocalización. Es una situación muy preocupante".

Los trabajadores continuarán mañana y la semana que viene con la huelga mientras no lleguen a un acuerdo con la compañía. Por su parte la empresa recuerda que mientras continúen las jornadas de huelga no retomará la negociación de convenio colectivo.

Fotos

Vídeos