«Quizá la próxima década ya veremos a gente que seguirá trabajando a los 70»

Algunos de los afiliados a CC OO homenajeados ayer, entre el público del Antiguo Instituto. /  PALOMA UCHA
Algunos de los afiliados a CC OO homenajeados ayer, entre el público del Antiguo Instituto. / PALOMA UCHA

El economista Manuel Hernández participó en el homenaje a los afiliados de CC OO nacidos en 1935

AIDA COLLADO GIJÓN.

Los dirigentes de Comisiones Obreras se reunieron ayer en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón para homenajear a sus mayores, en general, y a los afiliados al sindicato que nacieron en 1935, en particular. En el acto, intervino el economista de la Universidad de Oviedo Manuel Hernández, que profundizó en las tendencias demográficas de la región para la próxima década y en su incidencia en el mercado de trabajo. «La población de la región está estancada desde hace 25 años», dijo sin revelar ningún secreto. Eso se traduce, clarificó, en un «cambio estructural en la organización de las empresas y de la sociedad». Ese cambio, que ya está en la agenda política como demuestra la reciente aprobación del plan demográfico, es «irreversible» y, frente a él, Asturias debe «ser pionera en adaptarse a las nuevas circunstancias». En este sentido, amplió Hernández, «veremos cómo muchas personas no van a abandonar el mercado de trabajo tan rápido como en el pasado». Esto es, que «mucha gente seguirá trabajando a los 60, los 65 o los 70 años». Y será «en un futuro no muy lejano, quizá en la próxima década».

Se trata, según explicó, de «mantenernos activos en el trabajo», algo profundamente relacionado con que «nuestra salud está mejorando y hay ciertos trabajos en los que podemos permanecer más tiempo». Hernández tiró de INE y recordó que, si se mantiene la tendencia demográfica actual, Asturias verá cómo su población cae un 11,1% hasta 2031, cuando contará con unos 925.084 habitantes.

Convocar el Pacto de Toledo

El responsable estatal de la federación de Pensionistas, Julián Gutiérrez del Pozo, centró sus palabras en dejar «bien claro que el sistema público de pensiones es perfectamente viable». Instó al Gobierno, a quien culpó de la caída del fondo de las pensiones, a convocar el Pacto de Toledo, «para llegar a acuerdos». Gutiérrez del Pozo habló de la «necesidad» de destopar la base máxima de cotización, de incrementar las pensiones más bajas (como las de viudedad), de solucionar el problema de la pobreza energética -el cual también relacionó con los recortes en dependencia- y de garantizar el acceso de las mujeres al mercado laboral en igualdad de condiciones. Los pensionistas, resumió, son un colectivo que está «manteniendo en torno al 29% de los hogares, debido a la crisis», y que no puede soportar más recortes. Por ello, se comprometió a mantener las movilizaciones «hasta que la Seguridad Social esté saneada».

Por su parte, el secretario general de CC OO en Asturias, José Manuel Zapico, reclamó una subida de las pensiones acorde al IPC y no una revalorización como la actual, de solo el 0,25%. Esto provocó que «el año pasado, en Asturias, perdiéramos 44 millones de euros». Hoy en día, amplió, la tasa de reposición «está en torno al 83%». Sin embargo, en 2045 se reducirá al 48% «si no lo remediamos y no peleamos por el sistema de pensiones». Eso, concluyó, es justo lo que ha hecho «esa generación de hombres y mujeres que dieron lo mejor de su vida para traer las libertades a este país». Los mismos que participaron en la marcha de las pensiones y que, en la actualidad, «siguen dando ejemplo». Los mismos a los que ayer se homenajeaba.

Fotos

Vídeos