Los sindicatos alertan del fin de Uminsa si «en dos meses» no vende carbón

Los acreedores aseguran que la compañía, propietaria entre otras de la mina Pilotuerto, en Tineo, «no puede seguir endeudándose»

C. GARCÍA / N. BARRIO GIJÓN / LEÓN.

La empresa Unión Minera del Norte (Uminsa), del Grupo Vitorino Alonso, entra en punto muerto. La compañía, propietaria, entre otras de la mina de Pilotuerto, en Tineo, y de diferentes instalaciones en Castilla y León en las que trabajan 160 trabajadores, afectados desde principios de año por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), sumó ayer un nuevo revés. El presidente del comité de empresa de Uminsa, Jorge Díez y responsable del sector minero en UGT-FICA Castilla y León, adelantó ayer, tras la reunión que mantuvo con representantes de la Diputación, que los acreedores concursales han alertado que «si en uno o dos meses no se reanuda la actividad, extinguen los contratos porque no pueden seguir endeudándose».

La noticia llega en un momento complicado para el sector donde la falta de compra de carbón nacional dificulta la continuidad de la minería y de la actividad de centrales térmicas como Compostilla, parada desde finales de junio. De hecho, la plantilla de Astur Leonesa está pendiente de la decisión de Endesa sobre la compra de carbón nacional, «única vía», dicen, para mantener la viabilidad de Astur Leonesa. El resultado de la reunión que, explican, mantuvieron ayer los administradores concursales con Endesa no trascendió y «desconocemos el resultado». Los trabajadores calculan que deben comprar 25.000 toneladas al mes para comenzar a hablar de recuperación.

Para evitar la pérdida de empleos y la merma del sector, Jorge Díez, conjuntamente con representantes sindicales de Asturias y leoneses, iniciaron ayer una ronda de reuniones para pedir al Gobierno central que «dentro del mix energético se defienda la quema del carbón autóctono». Para ello, además del encuentro en León con del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo adelantó la intención de «trabajar en la Mesa de la Minería. Vamos a hablar con el secretario de Estado y si es necesario con el ministro». Luchan, entre otros asuntos, «por la supervivencia de los contratos y de los propios trabajadores» y para reanudar los suministros de las centrales eléctricas. De momento, para mañana y el viernes han previsto concentrarse ante la central térmica de Compostilla.

Fotos

Vídeos