Sindicatos y Arcelor asumen el lunes como fecha límite para pactar las bajas del tren de chapa

Sindicatos y Arcelor asumen el lunes como fecha límite para pactar las bajas del tren de chapa
Dos grupos de piquetes, ayer, en la entrada de Trasona. / E. C.

CCOO acepta que «la gravedad de la situación» de la instalación no admite dilación

S. B. GIJÓN.

Los sindicatos y la dirección de ArcelorMittal en Asturias mantuvieron durante trece horas, el jueves, la sexta reunión sobre la optimización del tren de chapa de la siderúrgica, cuya situación ambas partes ven como muy preocuptante. Se trata de optimizar recursos y personal para ganar en competitividad, una exigencia sin la cual la empresa ya ha advertido a las centrales de que la instalación corre riesgo cierto de cierre.

Así las cosas, según indicó CC OO en una comunicación interna, las dos partes han dejado claro que, ante «la gravedad de la situación», la reunión que han pactado para el próximo lunes ha de ser el límite para llegar a un acuerdo que permita comenzar a implementar las medidas acordadas a lo largo ya del próximo mes de mayo. CCOO indicó que «a pesar del acercamiento en algunos puntos» durante el último encuentro, «aún no se dan las circunstancias necesarias para lograr alcanzar un preacuerdo».

Comisión de seguimiento

En todo caso, sí que se alcanzaron «avances en algunos puntos y se ha hablado de posibles valoraciones por asumir los trabajos residuales que no puedan ser automatizados». E, importante, «hay consenso en el establecimiento de una comisión de seguimiento que compruebe el efectivo funcionamiento de las inversiones tecnológicas realizadas», de forma que «solo en el caso de verificarse su correcta implementación se procedería a la posible amortización de puestos».

En la última reunión se analizaron diversas amortizaciones de puestos de trabajo. Los correspondientes a la cabina 101 de seguimiento de datos serían asumidas por la grúa 5-2-1. Las de los maestros de expedición pasarían a formar parte de las responsabilidades de los maestros del tren y del acabado. También se amortizaría el puesto de vigilante de sótano, mediante la automatización y monitorización del mismo; el de operador de probeta, la mayoría de cuyas funciones se automatizarán y el resto serían asumidas por el inspector de calidad, y el de operador de cabina 112, en el que también habrá una intensa automatización, siendo asumidas las funciones residuales por el inspector de calidad y el operario de la cabina 114. En el caso de la inspección de foso se pretende implementar medidas para mejorar y garantizar la detección de defectos en la cara inferior de las chapas.

Por otra parte, el comité de empresa organizó ayer una concentración ante la entrada de Trasona para protestar por la prevista reducción de seis a cinco puestos de bombero por turno, «al entender que esta merma en la plantilla compromete seriamente la seguridad de los trabajadores, de las instalaciones y de los propios bomberos. Si la seguridad es una prioridad para ArcelorMittal, no es justificable un recorte», afirma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos