Los sindicatos dicen que los datos de empleo en Asturias también hablan de precariedad laboral

Por su parte, el Principado y FADE destacan que los las cifras de empleo son positivas en comparación con años anteriores

AGENCIAS

El paro bajó en Asturias en el segundo trimestre en 5.300 personas, el 8,04 por ciento respecto a los tres primeros meses del año, hasta un total de 60.200 desempleados, con lo que la tasa de paro bajó del 14,23 al 13,03 por ciento, la sexta más baja entre las comunidades autónomas, y cuatro puntos por debajo de la media nacional.

En contexto

Tras conocer estos datos, la directora del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Luisa Pérez, ha valorado que Asturias haya registrado la mayor reducción del paro en términos interanuales, más del doble que la media nacional, un 34 por ciento frente a un 14,4 por ciento.

La responsable de Estudios Económicos de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Marta Álvarez, también ha celebrado que le EPA haya confirmado un segundo trimestre del año "muy positivo" para el mercado laboral asturiano, tanto por la reducción del paro como por el aumento de la ocupación.

Desde el área sindical, UGT de Asturias ha admitido que la EPA refleja "buenos datos en términos de ocupación y paro", pero que a la vez constatan un mercado laboral "precario, temporal y de bajos salarios".

Este sindicato, que ha apuntado que más de una cuarta parte de los trabajadores tiene un contrato temporal y que el 60 por ciento de los parados lleva más de un año buscando empleo, ha lamentado "la falta de compromiso" de la patronal CEOE "para llegar a un acuerdo en un pacto salarial en un momento donde el crecimiento económico y los beneficios empresariales van al alza".

En este mismo sentido se ha pronunciado la responsable de Empleo de CCOO de Asturias, Úrsula Szalata, al afirmar que "con los planteamientos de la CEOE, que rechaza las cláusulas de revisión salarial y bloquea los convenios, no habrá reactivación económica".

Esta otra organización sindical considera que el mercado laboral "está lejos de recuperarse" porque todavía hay en la región 21.100 parados más y 58.000 ocupados menos que antes del inicio de la crisis, y advierte de que "para que haya una verdadera recuperación, que repercuta en las personas y en los hogares, tiene que haber estabilidad laboral y subidas salariales".

En el conjunto del país, el número de desempleados disminuyó en 340.700 personas durante el segundo trimestre del año, el 8,01 por ciento, hasta los 3.914.300, de forma que baja de los 4 millones de parados por primera vez desde 2008.

La tasa de paro en el conjunto de España se redujo un punto y medio y se situó en el 17,22 %, retrocediendo así a datos de hace casi nueve años.

La ocupación aumentó en 375.000 personas, hasta alcanzar los 18.813.300 millones de trabajadores, la mayor cifra desde el cuarto trimestre de 2009, gracias, en parte, a la incorporación al mercado laboral de 34.300 personas activas.

Fotos

Vídeos