Los sindicatos piden a Empleo un plan integral de inserción de los parados de larga duración

Las centrales solicitan a las comunidades que no utilicen la negociación del plan Prepara con el ministerio «como moneda de cambio» y urgen su «desbloqueo»

CAROLINA GARCÍA GIJÓN.

Los sindicatos llevaban semanas reclamando la prórroga de la ayuda de hasta 450 euros que el Estado concede a parados de larga duración -el plan Prepara- antes de que caducara. Desde el 15 de agosto está en punto muerto, ya que por primera vez, desde su puesta en marcha en 2011, no se pudo ampliar automáticamente su vigencía porque el paro se situó por debajo del 18%9. En julio el desempleo afectó al 17, 2% de la población. En unos días se conocerá el dato de agosto. Pero además, el ministerio y las comunidades se enfrentan ahora a un nuevo escenario tras la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 20 de julio donde el juez reconoce que la ayuda debe estar gestionada directamente por las comunidades autónomas y no a través del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). La propuesta que este martes trasladó la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, a los responsables autonómicos pasa por mantener de «forma temporal» la gestión en manos estatales tal y como se venía haciendo hasta ahora. Su plan necesita el visto bueno de todos los representantes regionales. Tiene que ser un apoyo unánime, explican desde el propio ministerio.

En Asturias, el consejero de Empleo, Isaac Pola, tiene ahora por delante la labor de estudiar a fondo la propuesta estatal. Ese es su primer paso para, más adelante, dar a conocer cuál será la postura regional. Pero más allá de la medida «provisional» del Estado, las centrales sindicales asturianas insisten en que, por un lado, comunidades y ministerio deben aprovechar los contactos previstos en septiembre para negociar un plan integral de inserción laboral y por otro, desbloquear «cuanto antes» la ayuda al parado de larga duración. Y es que, tanto Úrsula Szlata como Javier Fernández Lanero, responsable del área de Empleo de CC OO y secretario general de UGT en Asturias respectivamente, coinciden en que mientras los gobernantes deciden, «dejan tiradas a muchas familias que necesitan la prestación». Ambos lamentan que el Gobierno central no hubiera tomado medidas antes de que finalizara la vigencia del Prepara. Para Fernández, la actuación de Báñez indica que el «Gobierno no ha tenido ningún interés por renovar el plan Prepara» y «han tenido que forzarlo los sindicatos». Y, aunque considera que hay que dar la máxima celeridad al asunto, «las comunidades autónomas no pueden aprovechar el programa como moneda cambio». En este sentido, explica que los responsables regionales conjuntamente con la ministra, deberían dar un paso más y elaborar un plan integral de inserción para los parados. Recuerda además que el origen del Prepara es orientar en la reinserción del desempleado en el mundo laboral.

Por su parte, Úrsula Szlata pregunta a los gobernantes cuánto tiempo va a transcurrir desde que el ministerio propone su plan, se reúne con las comunidades autónomas, se negocia la propuesta y finalmente se aprueba. «Durante todo ese tiempo hay muchas personas que no tienen otro ingreso», recalca. Entre las medidas que proponen desde CC OO es que un mismo beneficiario pueda cobrar dos veces la ayuda de hasta 450 euros y eliminar la barrera del 18% para que pueda prorrogarse automáticamente.

En Asturias, la mitad de los parados en busca de empleo llevan al menos dos años intentándolo sin éxito. Para poder acceder al programa entre los requisitos que hay que cumplir es ser un parado de larga duración o tener responsabilidades familiares además de haber agotado todas las prestaciones y subsidios.

Fotos

Vídeos