Los sindicatos salen a la calle contra la sangría demográfica y los bajos salarios

Los sindicatos salen a la calle contra la sangría demográfica y los bajos salarios
Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, en la presentación del Primero de Mayo. / HUGO ÁLVAREZ

CCOO denuncia que las condiciones sociales y laborales de la región han llevado «a 38.000 jóvenes a marcharse en busca de mejores oportunidades»

Octavio Villa
OCTAVIO VILLA

Son jóvenes conocidos por todos. Prácticamente no hay asturiano que no conozca casos, en su entorno inmediato, de jóvenes que se han buscado en los últimos años la vida en otras regiones (unos 33.000 en la última década, según CCOO) o en el extranjero (unos 5.000 en el mismo periodo, como indica la responsable de Igualdad de CCOO de Asturias, Ana María Rodríguez).

Esa sangría demográfica, que afina la ya muy delgada base de la así llamada pirámide poblacional de Asturias está en la base del llamamiento de los sindicatos a las manifestaciones que hoy celebrarán el Primero de Mayo en Langreo y Gijón. Las reivindicaciones no se circunscriben a esto, pero del problema demográfico se hace bandera, en buena medida, porque esta nueva emigración tiene como base la mayoría de los hechos contra los que los sindicatos salen hoy a la calle. La «precariedad, la falta de oportunidades y la discriminación se combaten», subrayó ayer Ana María Rodríguez.

Con el lema 'Tiempo de ganar' y las exigencias de igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas, la protesta saldrá a mediodía del Parque Viejo de La Felguera y acabará en el Parque Dorado de Sama de Langreo con la intención de «lanzar un mensaje claro», como subrayó el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, en la presentación del Primero de Mayo. Consiste en que «no vamos a consentir más recortes de derechos y libertades». Su homólogo de CCOO, José Manuel Zapico, pone el foco en «la estafa» que ha supuesto la crisis con la que se han «socializado las pérdidas y privatizado los beneficios», y calificó de «burla» el crecimiento de la economía, mientras trabajadores y pensionistas pierden capacidad de compra.

La lucha contra la brecha salarial, la precariedad y la reforma laboral, entre los puntos principales

Ambos reclaman, y esperan que con ellos lo hagan hoy miles de personas en Asturias y en el resto de España, donde hay convocadas no menos de 70 marchas con el mismo lema, recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años, que el líder de CC OO cifra en un 7% y eleva al 15% en los sueldos de menor cuantía, frente a los 36.000 millones de euros de beneficios de las empresas en el ejercicio anterior.

La movilización de este mediodía, con todo, es un aviso de lo que puede venir en los próximos meses. Por que no se trata solo de los salarios. En los últimos meses, la reclamación de seguridad en el sistema público de pensiones y de revalorización de las mismas ha crecido hasta llegar a ser buena parte de la base de la negociación presupuestaria entre el PP y el PNV. El Gobierno ha cedido a vincularlas a la evolución del IPC, pero en en interín, los jubilados han tomado conciencia de su capacidad de influencia y de que, como colectivo, son decisivos ante las urnas.

La reducción de la brecha salarial y de la precariedad laboral, la constante lucha contra la reforma laboral del PP y una mayor justicia social en el reparto de los beneficios empresariales completarán lo fundamental de las reinvindicaciones que los sindicatos llevarán hoy a las calles de Langreo y Gijón.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos