UGT y SOMA discrepan sobre los avances en las negociaciones

A. M. OVIEDO.

La crisis abierta entre UGT y el SOMA tras la constitución de la nueva federación de Industria (UGT-FICA) en Asturias, sin el acuerdo del sindicato minero, sigue sin solucionarse. Aunque el responsable confederal de UGT-FICA, Pedro Hojas, trató ayer de trasladar un mensaje de optimismo durante su visita a Asturias, asegurando que la solución está «muy cerca» y se conocerá «en breve», fuentes del SOMA dicen ser «realistas» cuando aseguran que nada ha cambiado en las últimas semanas con respecto a la fusión.

Hojas aseguró ayer, con motivo de una visita al Principado para reunirse con el jefe del Gobierno, que se están «manteniendo reuniones» y que la solución está «muy cerca», aunque evitó pronunciarse sobre qué propuestas están sobre la mesa para la integración de la agrupación que lidera José Luis Alperi. «Es una cuestión interna de la organización y creo que, en breve, tendremos noticias y noticias positivas», se limitó a decir. «El SOMA no es ajeno a la UGT ni la UGT al SOMA. Somos lo mismo. Nacimos del mismo sitio y todo es común. Creo que vamos a llegar brevemente a un acuerdo», respondió. En el sindicato minero, sin embargo, aseguran que siguen esperando por el documento que UGT confederal y FICA se comprometieron a redactar para el posible acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos