La tarifa plana del autónomo no cala en Asturias y crea solo 83 puestos de trabajo

La tarifa plana del autónomo no cala en Asturias y crea solo 83 puestos de trabajoGráfico

Aunque la implantación en 2013 de la cuota de 50 euros disparó las altas los dos primeros años en la región, desde 2015 las bajas las superan

CAROLINA GARCÍA GIJÓN.

La tarifa plana de 50 euros aprobada en 2013 por el Gobierno central para los nuevos autónomos menores de 30 años y que más tarde se amplió a todos los emprendedores independientemente de su edad, tiene dos lecturas en Asturias. La apuesta del Estado para impulsar el empleo supone un ahorro mínimo de 2.700 euros para el bolsillo de los trabajadores por cuenta propia ya que reduce la tasa de los 275 euros (es la mínima) a 50. Los datos reflejan que aunque en un primer momento la medida animó a los asturianos a emprender una actividad, -mientras que en 2012 la región registró 11.755 altas, solo un año después alcanzó las 14.253 y en 2014 sumó 16.194-, a partir de 2015 el efecto fue perdiendo gas y el número de bajas superó al de nuevos empleos. Teniendo en cuenta las cifras de la federación nacional de autónomos ATA, la situación del emprendedor urgía en la región de la medida estatal ya que desde 2009 la pérdida de autónomos era una constante que tuvo sus picos más altos en los años 2010 y en 2012, justo un año antes de la entrada en vigor de la tarifa plana. Y es que cuando se implantaron los 50 euros al mes, en Asturias el saldo era negativo (registró 1.865 bajas más que altas). En el cómputo general, desde la puesta en marcha de la medida estatal en 2013 hasta este mes de julio, se registraron 67.081 altas frente a 66.998 bajas, es decir, un saldo positivo de solo 83 puestos de trabajo.

Lo que ocurre además en nuestra región no coincide con el efecto que ha tenido a nivel nacional (desde 2013 se han creado 200.230 empleos netos). Tampoco respecto a las comunidades más cercanas. ¿Cuál es el motivo por el que no aumenta el empleo autónomo? La respuesta la tiene la presidenta de ATA en Asturias, Patricia Oreña. «Nuestra tendencia es negativa y necesitamos que el Gobierno regional implante medidas que fomenten el empleo autónomo y que en otras comunidades han funcionado. Hay que cambiar de mentalidad». En este sentido, echa mano de una serie de propuestas que plantearon al Principado en marzo de 2016 y que aún, aunque han propiciado reuniones y han sido objeto de análisis, aún esperan su materialización.

El documento plantea planes para el fomento y la consolidación del trabajo autónomo. Y entre otras, habla de ampliar la tarifa plana hasta los 18 meses de manera que, cuando se aumente la tarifa de 50 euros del autónomo de seis meses a un año desde el Estado con la nueva ley, el Gobierno regional asumiría el otro medio año restante; una ayuda directa a las nuevas altas de hasta 300 euros -una cantidad que, explica la presidenta de ATA en Asturias, ayudaría a cubrir parcial o totalmente las seis primeras cuotas, los honorarios del notario, asesores, registros de patentes, licencias, obras o el cambio de titularidad-; el pago de entre 6.000 a 12.000 euros para ayudar a la contratación del primer empleo y la bonificación de los contratos indefinidos.

Las medidas que proponen, matiza, cuentan con un exhaustivo estudio económico y se hace respetando los presupuestos regionales. Han tenido además muy en cuenta el efecto de la crisis en los autónomos. En el camino, desde 2007, Oreña recuerda que han sido muchos los asturianos que han perdido su empresa. Para ellos, que además no cuentan con el respaldo de una paga por desempleo, plantean un 'plan de segunda oportunidad' en el que puedan encontrar asesoramiento legal para el cierre del negocio y ayuda para reemprender.

Fotos

Vídeos