Asturias cierra con 600 parados menos un 2017 lastrado por las malas cifras del último trimestre

Una mujer revisa el tablón de ofertas de trabajo en una oficina de empleo de GijónGráfico
Una mujer revisa el tablón de ofertas de trabajo en una oficina de empleo de Gijón / Eloy Alonso / Reuters

Más de uno de cada diez hogares de la región en los que vive al menos un activo tiene a todos sus miembros en paro

Aida Collado
AIDA COLLADOGijón

No se cansan los analistas de advertir que las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicadas por el Instituto Nacional de Estadística responden, precisamente, a eso: a una encuesta realizada sobre una muestra de 65.000 familias (unas 200.000 personas). Por esa razón, piden prudencia a la hora de interpretar los resultados, que en comunidades pequeñas como Asturias pueden sufrir grandes variaciones de un trimestre a otro.

Eso mismo repetían ayer los responsables del Principado y de la patronal, que insistían en lo apropiado de abordar este análisis en atención a las medias anuales y a periodos temporales más amplios. Y no es para menos porque, depende de cómo se mire, el escenario que se dibuja es categóricamente distinto. Un dato: la EPA del cuarto trimestre arroja un incremento del desempleo de 7.400 personas (hasta las 66.600), lo que sitúa la subida del paro en un impactante 12,54% con respecto a septiembre.

La explicación la da CC OO: el fin del verano supuso la destrucción de 9.500 empleos en Asturias, en su mayor parte, temporales y localizados en el sector ser vicios. Otro dato: en términos interanuales, sin embargo, 2017 se cerró en Asturias con 600 desempleados menos que 2016, tras un tímido descenso del 0,97%. De esto se desprende que la buena evolución del empleo asturiano quedó lastrada por un fatídico tramo final del ejercicio.

No obstante, si se atiende a una media de los parados registrados por el INE a lo largo del año, como hizo ayer el Gobierno regional, la situación pasa a ser completamente diferente: Asturias contabilizó una media de 62.900 parados en 2017, lo que supone una caída del paro del 23,89% en relación con el año anterior. Casi un cuarto de desempleados menos. A esta cifra se agarró el Ejecutivo para, sin caer en la autocomplacencia, tildar de «francamente positivos» los datos de la EPA, que sitúan al Principado como la comunidad con un mayor descenso de los desempleados en 2017.

5.400 ocupados menos

También la ocupación da lugar a interpretaciones variadas. En total, la comunidad contabilizó en diciembre 388.400 ocupados, 9.500 menos que el trimestre anterior. El año se zanjó con un descenso de 5.400 ocupados (-1,36%) respecto a 2016. La evaluación del Principado es de nuevo, al atender a las medias, muy distinta: «La ocupación se incrementó en 9.400 personas, al alcanzar una media de 395.000 ocupados», se felicitó el director general de Trabajo, Antonio González.

Se mostró más crítico al reconocer que «siguen existiendo numerosos problemas, algunos generales desde el punto de vista del desempleo, como son la temporalidad o los contratos a tiempo parcial, y otros específicos o propios de nuestra comunidad autónoma, que son los que tienen que ver con la población activa baja y, consiguientemente, con una tasa de actividad baja».

Su preocupación está más que justificada. Aunque la tasa de paro sigue muy por debajo de la media del país -en Asturias era al cierre de 2017 del 14,64% y, en España, del 16,55%-, ha subido casi dos puntos con respecto al trimestre anterior. Pero lo realmente preocupante es la tasa de actividad, que con un 50,67% continúa siendo la más baja de todo el país y se sitúa ocho puntos por debajo de la media.

El hecho de que la última EPA del año registre la cifra más alta de paro de todo el ejercicio es para los sindicatos un claro indicador de que la recuperación del mercado laboral es débil e irregular. A CC OO de Asturias le preocupa especialmente el aumento del paro de larga duración, con 35.400 personas buscando empleo activamente en la región desde hace más de un año. «Muchas de ellas, 28.500, no han logrado trabajar siquiera una hora en los últimos dos años», ahondó ayer su responsable de Empleo y Formación, Úrsula Szalata. Y también aumenta «mucho el número de hogares con todas las personas en paro». Hasta el punto de que en más de uno de cada diez hogares (un 10,63%) asturianos en los que vive al menos un activo tiene a todos sus miembros en paro.

UGT tampoco pone paños calientes a un «cierre de año muy negativo, con una fuerte destrucción del empleo y pérdida de activos». El sindicato pone esta vez el acento en la brecha de género, que gana en profundidad. Mientras «el paro cae un 8,7% entre los hombres, entre las mujeres aumenta un 7,6%».

El Partido Popular, Foro y Ciudadanos se mostraron «alarmados» por los resultados y por el «triunfalismo» e «inacción» del Gobierno. Sin embargo, el consejero de Empleo, Isaac Pola, insistió en que los datos ofrecidos por la EPA «son francamente positivos, nos alumbran a que podemos estar en el buen camino y tenemos que persistir en él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos