Verot, fabricación aditiva para el sector biomédico

Impresora 3D de la empresa Verot. / E. C.

Su nombre quizá no suene tanto como el de otras compañías con mayor protagonismo en los medios de comunicación, pero es todo un referente dentro del sector industrial. La empresa Verot, que cuenta con dos plantas en Asturias, una en el polígono de Tabaza (Carreño) y otra en el de Silvota (Llanera), ofrece servicios de transformación global de metales desde su nacimiento en 1990. Siguiendo la filosofía y política de sus fundadores, esta empresa familiar ha ido avanzando incorporando las tecnologías más innovadoras, como es la fabricación de piezas metálicas de geometría compleja y personalizada mediante técnicas de impresión 3D por fusión láser, lo que se denomina fabricación aditiva. Su primera apuesta se ha dirigido al sector biomédico. Para ello cuenta con el apoyo de centros reconocidos internacionalmente, como la firma asturiana Prodintec o el Instituto de Biomecánica de Valencia, donde se realizan estudios de nuevos productos para implantes invasivos (cadera, rodilla, maxilofacial o dental). La empresa dispone también de tecnologías de primera transformación, por corte por láser CO2 en 2D, 3D y láser tubo, corte por chorro de agua y plasma alta definición y corte en frío por punzonado.

Fotos

Vídeos