El Comercio

Elecciones EEUU

Curiosidades de la campaña: de Broadway a la Estación Espacial

Urna de votación en New Hampshire.
Urna de votación en New Hampshire. / Herb Swanson (Efe)
  • La mayoría de los teatros del barrio de los espectáculos en Nueva York se toman un descanso la noche del martes y tienen una buena razón para hacerlo

La mayoría de los teatros de Broadway, barrio de los espectáculos en Nueva York, se toman un descanso la noche del martes y tienen una buena razón para hacerlo: ¿por qué competir con uno de los más importantes espectáculos del mundo?

Para la jornada electoral no hay actuaciones previstas de las comedias musicales 'Wicked', 'Kinky boots', 'El fantasma de la ópera', 'Beautiful', 'Cats' y 'Chicago', ni 'Paramour' del Cirque du Soleil. Los prestigiosos Metropolitan Opera y Carnegie Hall también cerrarán sus puertas.

Más de una vez, el presidente Barack Obama fue objeto de los tuits de Donald Trump. Pero se terminó: según The New York Times, el equipo del millonario empresario le habría confiscado de alguna manera su cuenta de Twitter para evitar que provoque un incidente en la recta final de la campaña.

"Observen bien: este fin de semana su equipo de campaña le retiró su cuenta de Twitter", ironizó Obama en un discurso de apoyo a Hillary Clinton en Michigan. "Por tanto, si tus propios asesores no te tienen confianza para tuitear, ¿cómo podemos tenerle confianza nosotros con los códigos nucleares?".

A pesar de que el silencio del republicano en Twitter no fue confirmado, el cambio de tono es innegable. Ya no hay más mensajes irreverentes contra su rival demócrata ni afirmaciones en el sentido de que el sistema es "tramposo" y está concebido para perjudicarlo.

En una campaña que llevó a los estadounidenses por caminos desconocidos, un astronauta que se halla en el espacio pudo ejercer su derecho al voto, anunció este lunes la Nasa. Shane Kimbrough llegó a la Estación Espacial Internacional el 19 de octubre a bordo de una nave espacial rusa Soyouz para una misión de cuatro meses.

Los astronautas estadounidenses pueden votar desde el espacio en virtud de una ley de 1997 aprobada en Texas, donde reside la mayoría. El centro espacial Johnson de la Nasa se encuentra en Houston. Como los astronautas pueden recibir mensajes electrónicos en el espacio, la oficina electoral del condado de Galveston le envió, a través de la Nasa, a su dirección electrónica una hoja de votación virtual.