Casi 15.000 Enfants entregados al cine

El Teatro Jovellanos, lleno de niños, durante la sesión matinal de ayer. /J. SIMAL
El Teatro Jovellanos, lleno de niños, durante la sesión matinal de ayer. / J. SIMAL

Alumnos de 141 colegios de Asturias, León y Galicia asisten a las proyecciones para escolares del FICX | Chicos de 35 concejos asturianos se suman a un programa que patrocina EL COMERCIO e incluye talleres para casi 800 niños y adolescentes

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Los niños fueron el origen y siguen siendo una prioridad para el FICX. Porque son los espectadores del mañana, porque es importante que lleguen a sus retinas y a sus oídos películas en versión original, filmes diferentes a las que inundan televisiones y plataformas digitales, porque otros mundos se retratan en pantalla grande y es conveniente mirarlos. Por eso Enfants Terribles, la sección dedicada a niños y adolescentes que patrocina EL COMERCIO, no solo programa sesiones para escolares, sino también talleres, encuentros con los directores y los chicos, que, en ocasiones, se preparan en las aulas antes de desplazarse a las salas.

Las sesiones escolares programadas para esta 55 edición han crecido respecto al pasado año. Entonces fueron unos 13.000 los participantes; ahora, la cifra se eleva hasta 14.782. La mayor parte de los escolares, entre los 6 y los 18 años, son de colegios de Gijón. Pero hay de todo entre los 141 centros, en los que existe representación de 35 concejos asturianos -Aller, Allande, Avilés, Belmonte de Miranda, Boal, Cabrales, Cangas del Narcea, Cangas de Onís, Castrillón, Corvera, San Martín del Rey Aurelio, Langreo, Mieres, Gijón, Gozón, Grado, Laviana, Lena, Muros de Nalón, Nava, Navia, Noreña, Piloña, Pravia, Ribadesella, Villaviciosa, Oviedo, Siero, Tineo, Llanes, Llanera, Tapia, Sotrondio, Somiedo y Salas-, pero es que hay más. 448 alumnos llegan desde León, Galicia y Cantabria y 798 participan en los distintos talleres organizados para acercar a los jóvenes al universo cinematográfico.

Son 14 películas las que se incluyen dentro de las propuestas Enfants, aunque la mitad de estas cintas forman también parte de otras secciones, como es el caso de Animaficx o incluso la Sección Oficial, con 'La vida lliure'. Y es que, como explica Tito Rodríguez, el programador del FICX, no se busca un cine hecho y pensado exclusivamente para una determinada franja de edad, sino que pueda interesar en muchos ámbitos. No es fácil, en cualquier caso, elegir las películas. «Es más difícil programar para ellos», concluye Tito Rodríguez. Explica que se busca agitar un cóctel en el que se den cita los idiomas de mayor interés para los jóvenes, porque los estudian en clase, las temáticas que les pueden resultar más próximas y, por lo tanto, interesantes, y al mismo tiempo se busca dar una cierta unidad a la sección, sin olvidar el plus de responsabilidad que supone saber que Enfants puede marcar a los futuros públicos del festival. Las cintas que estos días se ven en Gijón se seleccionan a través de visionados en diferentes festivales y en mercados como el de Cannes. El objetivo a futuro, que Enfants siga creciendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos