La asistencia de público no se resiente por el cambio a los Yelmo

Alejandro Díaz Castaño./
Alejandro Díaz Castaño.

Para la mitad de las sesiones programadas hasta la clausura quedan menos de cien entradas disponibles en taquilla

M. F. A. GIJÓN.

La afluencia de público al FICX no se ha resentido por el cambio de sede de los Cines Centro a las salas de Yelmo Ocimax en La Calzada. Los primeros datos de venta de entradas confirman lo que una mirada al interior de las salas en los días de atrás ya parecía adelantar. «Estamos muy contentos con la respuesta de público, era un riesgo, porque además se hizo el cambio muy rápido, y se han llenado sesiones en todas las sedes, Laboral, Gijón-Sur y Yelmo», apunta Alejandro Díaz Castaño, que casi se atreve a asegurar que no se va a producir un descenso de público respecto al año pasado.

Los datos aportados por el FICX en los tres primeros días de proyecciones en los Yelmo confiman lo dicho. Para el 50% de las sesiones hasta la clausura quedan menos de 100 entradas en la taquilla. Hay un buen número de películas que o bien ya han registrado llenos en los Yelmo o los tienen prácticamente garantizados. Son: 'Lucky', 'Loving Vincent', 'Lo que dirán', 'Wild Roses', 'Pour le réconfort', 'I am not a Witch', 'Tehran Taboo', 'El futuro que viene', 'Cocote', 'Scary Mother', 'Escoréu' y 'Verano de 1993'.

«La distancia es una barrera mental, pero una vez que el público sabe cuál es el modelo, estudia la manera de llegar», relata el director del FICX, que destaca la calidad de imagen y sonido de los Yelmo y las facilidades de Emtusa para llegar con los servicios habituales y los especiales de lanzadera.

Los llenazos del Jovellanos son otra cosa. «No nos han llegado quejas de gente que ha tenido que quedarse fuera, pero sí de muchas personas que han tenido que ver las películas desde el gallinero», relata Díaz Castaño, quien subraya que para los directores es un auténtico placer ver la sala tan repleta de público.

Este año sí se puede decir que el público está siendo especialmente previsor y la venta por internet se ha disparado. «Se ha planificado el festival con más tiempo, para no tener que adquirir la entrada en taquilla o para poder llegar a la siguiente sesión si hay que hacer cambio de sedes», subraya Alejandro Díaz Castaño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos