El Comercio

Festival de Cine de Gijón

'The teacher'

'The teacher'

El filme ‘The teacher’ (‘La maestra’) es una de esas películas sostenidas hábilmente sobre la historia. La minúscula, que narra, y la mayúscula que le da cobertura. Fundidas ambas en los lodos de un sistema en el que impera el poder, la censura y el miedo –estamos en la extinta Checoslovaquia comunista de los años 80–, acaban levantan una obra que funciona perfectamente y atrapa. Una obra facturada sin demasiadas alharacas, porque no las necesita, que vuelve a ser espejo del lado más oscuro de la condición humana. Esta vez no es el racismo ni el fundamentalismo ni las injusticias históricas. Esta vez es el miedo del hombre frente al hombre, que está en todos esos otros miedos. Para dibujarlo recurre Hřebejk, el veterano director , al rodaje de interiores. Su cámara no mira ni una sola vez por la ventana. La presión de las paredes quiere ser la intimidación, la amenaza. Entre las de un aula reúne a un grupo de padres para hablar de una profesora. La que da título a la cinta. María Drazdechova (Zuzana Mauréry), una maestra chantajista, abusiva y corrupta, pero sobre todo poderosa, que ha sobrepasado todos los límites. Sus alumnos son sus sirvientes y sus progenitores sus recaderos, proveedores y hasta taxistas. Nos lo va contando el director eslovaco entre las declaraciones de quienes no han sucumbido al chantaje y han visto la deriva de sus hijos. Entre la prepotencia de unos y las protestas de otros. Entre los miedos de todos, el de los que lo asumen como parte del sistema y no advierten el estado de pánico en el que viven, y el de los que quieren quebrar su causa, va introduciendo Hřebejk, plano a plano, los hechos.

‘The teacher’, que reúne en su coproducción a la República Checa con Eslovaquia y mantiene despierto el interés con cierto pulso de thriller, convierte al grupo de padres en una especie de retrato de una sociedad, en la que como dice el propio director, no hay nadie totalmente bueno, ni totalmente malvado. Quizá por eso, entre sus héroes hay un maltratador de su propio hijo y su maestra nunca pierde la sonrisa.