La dirección del FICX confía aún en poder usar este año las salas de los Cines Centro

Un momento de la presentación de esta mañana./Purificación Citoula
Un momento de la presentación de esta mañana. / Purificación Citoula

Alejandro Díaz Castaño explica en la presentación de Enfants Terribles, el ciclo que patrocina EL COMERCIO, que tienen preparado un plan alternativo para garantizar todas las proyecciones

Miguel Rojo
MIGUEL ROJOGijón

Faltan menos de dos meses para que llegue el día 17 de noviembre, el día que se desplegará la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) y la dirección del mismo confía en poder utilizar aún las salas de los Cines Centro, que tradicionalmente asumen el grueso de la programación pero que, desde su cierre, están pendientes de un proceso de subasta que aún no se ha sustanciado. Así que de nuevo podría el FICX llegar a un acuerdo con el administrador concursal para hacer uso de las mismas para la gran cita del cine en Asturias.

Aún así, Alejandro Díaz Castaño, director del FICX, explicó que “tenemos montado un plan alternativo para garantizar todas las proyecciones haciendo uso de otras instalaciones”. Un plan del que no quiso dar demasiados detalles porque “si finalmente lo hacemos en los Cines Centro, algo que no es una quimera y que es una noticia que podríamos anunciar en pocas semanas, no tiene sentido anunciar otros escenarios para después volver a dar marcha atrás”.

De todas formas, el plan pasaría por otras salas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, en Pumarín Sur, Laboral y, si llegase a tiempo, la sala de proyección de la antigua Escuela de Comercio, “un espacio que nos será muy útil en el futuro y que podría sumarse a las salas previstas si finalmente está acabada para el festival de este año”, dijo Díaz Castaño. Tampoco descarta utilizar los Cines Yelmo de La Calzada: “Tenemos una vía abierta con ellos, que podría combinarse con la utilización de otros espacios municipales”, explicó.

El director presentó ayer en la Casa de la Palmera la programación de la sección Enfants Terribles, que cumple 20 años y suma ya 185.000 jóvenes espectadores de Asturias, Galicia, León y Cantabria a lo largo de su historia. Trece películas a competición que se complementan con encuentros con los directores, talleres y trabajo previo de los chavales en sus centros educativos. El cartel, que combina la imagen del FICX con un oso de peluche con cierto aire gamberro, es obra de César Sánchez, diseñador de la casa. Este ciclo cuenta con el patrocinio de EL COMERCIO, entre muchas otras entidades y asociaciones juveniles.

Fotos

Vídeos