El FICX corona el cine de Eugène Green

Fotografía de familia de todos los premiados, jurados y quienes entregaron premios en la gala de clausura. /JORGE PETEIRO
Fotografía de familia de todos los premiados, jurados y quienes entregaron premios en la gala de clausura. / JORGE PETEIRO

'En attendant les barbares' se convierte en mejor largo de un palmarés que fue un «reparto de la tarta» | Harry Dean Stanton recibe el premio a mejor actor por 'Lucky', que, junto a 'Scary Mother' y 'Until the Birds Return,' se repartieron los galardones principales'

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Hay ocasiones en que una película vence y convence, no hay dudas de su victoria; y otras en las que el jurado no se pone de acuerdo y acaba por tirar por la calle del medio. Eso sucedió en el palmarés del FICX 2017, en confesión explícita del presidente del jurado, Whit Stillman, que reconoció que ante la falta de quorum sobre varias películas se optó por «repartir la tarta». Y el mejor y más sabroso pedazo se lo llevó el cineasta francés Eugène Green, que con 'En attendant les barbares' obtuvo el premio al mejor largometraje de la Sección Oficial. Una mirada al palmáres da cuenta de esa falta de acuerdo y de cómo se repartieron esos cromos entre las tres películas que se situaban entre las favoritas del jurado. A saber: 'Scary Mother', 'Until de Birds Return' y 'Lucky'.

Fuera como fuese, la ganadora fue 'En attendant les barbares', la que se puede decir sin ningún género de dudas que es la menos comercial de las películas a competición en la Sección Oficial. Se trata de una cinta que solo se puede exhibir en festivales de cine porque se realizó en el marco de un proyecto educativo para actores profesionales dirigido por Green en Francia. Era una especie de taller sobre interpretación no psicológica y de una forma muy teatral reflexiona sobre la barbarie. La palabra es el elemento fundamental de la película. Dennis Lim, uno de los miembros del jurado, explica el porqué del galardón: «Esta película muestra la belleza de la obra de Eugène Green y profundiza en esa intimidad y, al mismo, tiempo tiene algo muy contemporáneo». La reflexión la hizo a título personal. Luego, Stillman, no dudó en afirmar que las opiniones enfrentadas respecto a filmes como 'Lucky' y 'Scary Mother' propiciaron el giro de guion.

Si el análisis se pudiera hacer en términos numéricos, habría un empate a dos entre tres películas. Una de ellas, 'Lucky', la ópera prima de John Carrol Lynch que saca a escena por última vez al mítico actor Harry Dean Stanton, fallecido en septiembre. Parecía que estaba cantado que el premio a mejor actor iba a ser para él. Y así fue. Pero además Stanton canta en la película y esas notas, y todas las demás, se erigieron en mejor banda sonora. La película argelina 'Until de Birds Return', una reflexión rodada a través de tres historias cruzadas sobre la Argelia de hoy, se llevó dos premios muy potentes: por un lado, el especial del jurado, y por otro, el Gil Parrondo a la mejor dirección artística. En esta terna falta una película coproducida por Estonia y Georgia, 'Scary Mother'. La historia de una madre que vive una particular batalla entre la literatura y la familia, se lleva la mejor dirección para Ana Urushadze y también el galardón a la mejor fotografía. El resto de películas premiadas son la búlgara 'Destinos', que recibe un premio tan destacado como el de mejor guion para Stephan Komandarev y Simeon Ventsislavov, el primero de los cuales dirige también esta cinta rodada en distintos planos secuencia a bordo de taxis de la ciudad de Sofía y que trata de ser un diagnóstico del país. La mejor interpretación femenina distinguió el trabajo de Kim Min-hee, por la película coreana 'On the Beach at Night Alone', que viaja con su protagonista por una historia de infidelidades y desamor.

Noticias relacionadas

En lo que a cortometrajes se refiere, los laureles fueron para 'La bouche', de Camilo Restrepo.

El jurado joven no coincidió con sus mayores ni en largos ni en cortos. Su decisión fue distinguir a 'Scary Mother' y 'Gros Chagrin', de Célin Devaux.

Todo lo dicho, en cuanto al palmarés de la Sección Oficial. Pero hay más premios. Y algunos tan importantes como el recién estrenado a la mejor película española. Una joven Nila Núñez, que filmó un documental sobre dos adolescentes musulmanas que afrontan la religión de distinta manera en el marco de un proyecto de fin de máster, se llevó el premio a la mejor dirección y mejor película. Mientras, Marc Recha, por 'La vida lliure' obtuvo el galardón de mejor guion.

Esta vez el premio del público barrió para casa. Por primera vez transversal, es decir, que se podían votar todas las secciones a competición y no solamente la Oficial, coronó a 'El equipo de mi barrio', que no es otro que el Ceares, y que dirige Rafa de los Arcos.

La suiza Petra Volpe, por 'El orden divino', obtuvo el premio CIMA a la mejor película dirigida por una mujer en una competición, que también este año alcanzó a todas las secciones competitivas.

Los críticos de Fipresci distinguieron en Rellumes a 'Manuel', película italiana de Dario Albertini y premiaron como mejor dirección a Ben Russel, por 'Good Luck'.

El premio de 'Enfants Terribles', elegido a través de votaciones de los niños y jóvenes, se fue para una coproducción entre Francia y Bélgica titulada 'Zombillénium', de Artur Pins y Alexis Ducord.

El jurado del Día d'Asturies laureó 'En modo silencio', de Teresa Marcos, como mejor largometraje asturiano, y 'Aprieta pero raramente ahoga', de David Pérez Sañudo, como mejor cortometraje. El galardón Laboral Cinemateca Cortos, también nuevo en el palmarés, fue para 'Ciruela de agua dulce', de Roberto F. Canuto y Xu Xiaoxi. El Premio Nuevos Realizadores del Principado de Asturias es para 'La distancia', de Fernando Lorenzana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos