El Comercio
Festival de Cine de Gijón

Premios Gava en plena expansión

Los nominados y los organizadores, en el Ayuntamiento antes de la gala, donde fueron recibidos por la alcaldesa.

Los nominados y los organizadores, en el Ayuntamiento antes de la gala, donde fueron recibidos por la alcaldesa. / Patricia Bregón

  • La segunda edición de los galardones audiovisuales asturianos, celebrada anoche en el Palacio Valdés de Avilés, reparte 30 premios entre los profesionales del sector

Se han trasladado en esta segunda edición los Premios Gava del Audiovisual Asturiano al avilesino Teatro Palacio Valdés -tras el estreno de 2014 en el Teatro Jovellanos-, donde en la noche de ayer se desplegó la gala ante un aforo rebosante. Presentaron la función con humor y desenfado Félix Corcuera y Pachi Poncela, acompañados en las líneas más formales por Elena de la Fuente.

Aparte de la concesión de los galardones correspondientes, se ha querido rendir homenaje en el cuadro de honor a cuatro figuras sobresalientes, los periodistas asturianos José María García -quien fue durante veinte años la voz radiofónica deportiva más escuchada en España-y Marta Reyero, además del actor de teatro, cine y televisión, Carlos Álvarez-Nóvoa, nacido en la población langreana de La Felguera, en este caso a título póstumo y representado en la velada por su hijo. Completó el cartel honorífico el cineasta mexicano Iván Trujillo, un biólogo que finalmente eligió la creatividad artísitica y que es el director del Festival de Cine de Guadalajara (México). José María García, en su discurso, no ahorró su conocida energía crítica, cargando contra el expresidente Aznar, «el mayor dictador después de Franco» y la portavoz de Podemos en Navarra, Laura Pérez, a la que puso como «ejemplo de analfabetismo».

También hubo un recuerdo para la película de un avilesino desgraciadamente ya fallecido, Mario Menéndez, 'El vivo retrato' (1986), con Andreas Prittwitz rindiéndole su música de viento por el pasillo del teatro.

Organizados por el Clúster Audiovisual Asturiano, en colaboración con el Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), las categorías a las que prestan atención los Premios Gava abarcan a candidatos que resultan finalistas en treinta apartados, correspondientes al cine, la televisión, el vídeo la innovación y la radio, que agregó su dial por primera vez a esta convocatoria, que va creciendo de modo ostensible. También las candidaturas que han optado a ser reconocidas han aumentado un diez por ciento respecto de la anterior cita.

En los compases iniciales, un vals al piano, interpretando 'La plus que lente', de Debussy, precedió la lectura de un poema de Paul Elouard cuyos versos elogian la libertad, dando paso en el teclado a 'La Marsellesa'. Ovación. Comparecieron asimismo en la tarima en los prolegómenos, la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, y la presidenta del Clúster Audiovisual de Asturias, Ana Asenjo, así como el director del FICX, Nacho Carballo.

El guión del espectáculo -amablemente malicioso y autoirónico, preguntándose por aquellos que auguraban que los Premios Gava no alcanzarían la segunda edición-, fue desgranando las incógnitas de los ganadores, comenzando por el apartado dedicado a los vídeos, descifrados así: Mejor vídeo corporativo: 'E2K, corazón de corredor', de Trisquel Media. Publicitario: 'Xana, cerveza asturiana'. De animación: 'Aliquo', de Tabú Comunicación. Vídeoclip: 'Un tenedor en la sopa', de Ondas Vídeo. De Innovación Tecnológica: Yonathan Blanco, PuntoDe Nube. Vídeojuego: 'Insectizide Wars', de Jorge Sánchez.

En el capítulo radiofónico, prologado por unas estrofas de Bertolt Brecht, el mejor programa fue 'Crónica de Asturias', de Radio Nacional de España, otorgándose la calificación de mejor presentador a Arturo Téllez, por 'Aquí en la onda Asturias', de Onda Cero. La pequeña pantalla, que se decía en tiempos, la televisión, tuvo a los presentadores María Blanco, de 'Conexión Asturias', y a Juanma Castaño, de 'Deportes Cuatro', como merecedores de la distinción acreditativa. La intérprete femenina elegida, María Cotiello, por su papel en 'Bajo sospecha'; en tanto que el actor masculino vencedor fue José Blanco, por 'El Ministerio del tiempo'. Y el programa preferido, 'Asturias Semanal', de la TPA. La mejor serie fue para 'Aquí mi paraíso', que recogió José Antonio Quirós.

Finalmente, el cine. Mejor cortometraje, 'Djavulen', de Francisco González Prada. Documental: 'Asturias, cien años de fútbol', de Cronistar. Intérprete masculino, Roberto Álvarez, que se sumó a la actriz María Miguel, ambos por 'A cambio de nada'. La dirección cinematográfica recayó en José Luis Velázquez y Héctor Herrería Menéndez, al alimón en 'Mírame' (también, mejor guión). Y la producción se fue a las manos de Paloma Fernández Llera, por '¡Hay que armala!'. En lo que se refiere al mejor largometraje de ficción, guinda de la gala, aunque se hiciera esperar, fue para 'La espera', de Sergio Martínez. Aún hubo tiempo para un apéndice humorístico, interrogándose por la eventualidad de la tercera edición de los Premios Gava, y recomendando que el último en salir apagara la luz. Volverá a encenderse. Sin duda.