El Comercio

Festival de Cine de Gijón

Amor por el inconformismo

El Teatro Jovellanos ya luce el ojo del FICX para acoger mañana la gala de inauguración. :: DANIEL MORA
El Teatro Jovellanos ya luce el ojo del FICX para acoger mañana la gala de inauguración. :: DANIEL MORA
  • El FICX toma las salas. Serán 255 proyecciones en una semana, y la Sección Oficial la componen 16 títulos que se rinden al cine más arriesgado e inquieto del momento

Con menos recursos que nunca, pese a pulverizar sus récords de asistencia durante los últimos años gracias a la fidelidad del público asturiano, el Festival Internacional de Cine de Gijón se defiende como gato panza arriba. De nuevo cumple con las expectativas cinematográficas puestas en él, sin renunciar a sus señas de identidad; esas mismas que le dieron reputación internacional bien merecida. Afirmar lo contrario significa no saber de lo que se habla. Quien tan solo ojee su programación comprobará que la oferta del certamen asturiano es, no ya coherente con su historia reciente como escaparate del cine más inconformista, sino inatacable desde un punto de vista estrictamente fílmico. Incluso ha dado un paso adelante haciendo aflorar a la superficie, con mayor nitidez, cosas que antes aparecían en la parilla general de forma discreta, como furtivas: los géneros y la animación, dos campos experimentales de primerísimo orden.

Por lo que a la Sección Oficial de esta 54 edición respecta, el buen nivel se mantiene en cuanto a las intenciones y la calidad de las propuestas. Son dieciséis películas procedentes de Asia (dos), América (tres) y Europa (once, dos de ellas íntegramente españolas, junto con otra en régimen de coproducción con Uruguay). Entre ellas están muy atractivos títulos del cine autoral último, especialmente el de nuestro Viejo Continente, en una nueva prueba de amor del Ficx hacia la cinematografía mundial más arriesgada, atrevida e inquieta del momento.

Las películas:

* Layla M

Mijke de Jong. Holanda/Belgica/Alemania, 2016. 98 minutos. Inauguración. Un estudio sobre la islamización, ambientado en el medio inmigrante musulmán, mediante la peripecia de una muchacha holandesa de origen marroquí en tránsito hacia la edad adulta. Su búsqueda identitaria la lleva a radicalizarse, para impotente pasmo de sus seres queridos, todos bien integrados, hasta ingresar en una célula yihadista juvenil.

* Inversión

Behman Behzadi. Irán, 2016. 84 m.Niloofar, modista soltera de 35 años, reencuentra a su antiguo amor cuando los médicos dicen que su madre debe abandonar, por problemas respiratorios, la contaminadísima Teherán para siempre. Entonces los hombres de la familia deciden, unilateralmente, que Niloofar la acompañe. Pero esta vez ella se resistirá a una decisión que no es la suya.

* Almacenados

Jack Zagha Kababie. México, 2015. 90 minutos. Según la pieza teatral del escritor español David Desola Mediavilla, originalmente concebida para el cine, narra la relación de cinco días entre el maduro encargado de un almacén vacío, olvidado en la periferia del Distrito Federal, donde aparentemente jamás ocurre nada, y el joven operario inexperto que debe sustituirle en su absurdo cargo.

* Le ciel attendra

Marie-Castille Mention-Schaar. Francia, 2016. 100 m. A los 17 años, Sonia desea ir a Siria para enrolarse en la yihad y ganarse el paraíso. Por el contrario, Mélanie parece hallarse lejos de todo eso, hasta que se enamora por internet de un ‘príncipe’ que le lava el cerebro. Cada vez más niñas francesas como ellas son captadas para la guerra santa ante la desesperada impotencia de sus próximos.

* El nacimiento de una nación

Nate Parker. EE UU, 2016. 118 minutos. El polémico director y actor afroamericamo relata, bajo el título del clásico silente de D. W. Griffith, la epopeya libertaria de Nat Turner, un predicador negro a la cabeza de una revuelta de esclavos en 1831, con intención de reescribir la Historia e inventar un futuro en forma de poderoso y radical manifiesto. Filme ovacionado en Toronto.

* Ma Rosa

Brillante Mendoza. Filipinas, 2016. 110 minutos. Un matrimonio y sus tres hijos viven en una pequeña tienda-bar de un misérrimo barrio de Manila. Para salir del paso económicamente, también venden allí algunas drogas. Hasta que una tarde agresivos policías corruptos los arrestan reclamándoles, bajo cuerda, una fianza exagerada. Película galardonada en Cannes por su protagonista femenina.

* Felices sueños

Marco Bellocio. Italia/Francia, 2016. 134 minutos. Con nueve años, Massimo pierde a su madre en extrañas circunstancias. Ya adulto, convertido en periodista, las heridas de la infancia retornan hasta la obsesión cuando, muerto también el padre, vuelve al antiguo hogar familiar para venderlo. La suya es la historia de una dolorosa búsqueda de la verdad y, asimismo, la del miedo a descubrirla.

* Manchester frente al mar

Kenneth Lonergan. EE UU, 2016. 138 min. Melodrama intenso, pero sabiamente contenido, cuya perspicaz dirección sortea las trampas de la retórica primando las interpretaciones alrededor de un fresco familiar muy bien escrito: la historia de Lee Chandler (Casey Affleck), que regresa a su ciudad natal para hacerse cargo del hijo de su hermano Joe (Kyle Chandler), súbitamente fallecido.

* Glory

Kristina Grozeva y Peter Valchanov. Bulgaria, 2016. 101 Minutos. Tsanko Petrov, humilde trabajador del ferrocarril, encuentra en las vías del tren una gran suma de dinero que devuelve a la policía. Transformado en pequeña gloria nacional, el Ministerio de Transportes, investigado mientras tanto por corrupción, le premia con un nuevo reloj de pulsera que pronto se estropea. Una joyita del cine sociopolítico.

* Hotel Europa

Danis Tanovic. Francia/Bosnia, 2016. 84 minutos. Sarajevo, 28 de junio de 2014. El gerente del Hotel Europa organiza la acogida de una delegación de importantes diplomáticos europeos. Entretanto, sus empleados, sin cobrar desde hace meses, preparan una huelga. Adaptación de la obra homónima de Bernard-Henri Lévy, que explora los miedos existenciales y los dilemas morales de la Europa actual.

* Mercenaire

Scott Wolff. Francia, 2016. 103 m. El rugby no ha gozado del favor del cine deportivo, salvo en excepciones como ‘Invictus’ de Clint Eastwood. En su primer largometraje de ficción, el documentalista galo Sacha Wolff traza sutilmente el retrato de un jovencísimo jugador polinesio emigrado a Francia, en cuyas ligas menores sufrirá injusticias, explotación, racismo y desengaños.

* Migas de pan

Manane Rodríguez. Uruguay/España, 2016. 109 m. Drama inspirado en las vivencias de Liliana Pereira —incorporada por Cecilia Roth y Justina Bustos—, ex presa política de la última dictadura uruguaya (1973-1985); una de las mujeres encarceladas, vejadas y torturadas que, reclamando justicia, osaron quitarle la mordaza al silenciado pasado de su país. Película candidata por Uruguay al Oscar.

* Paradise

Andrei Konchalovsky. Rusia/Alemania, 2016. 131 m. Tres personas ven cruzarse sus destinos ante los horrores de la Segunda Guerra Mundial: Olga, aristócrata rusa de la Resistencia que salva niños judíos; Jules, policía colaboracionista francés encargado de su caso; y Helmut, alto oficial de las SS enamorado de ella. Impactante recordatorio en B/N con fondo de ficción bajo forma de documental.

* Sicixia

Ignacio Vilar. España, 2016. 98 m. Un desencantado ingeniero de sonido recorre la Galicia más recóndita registrando los sonidos de su naturaleza y de sus gentes. En la impresionante Costa da Morte conoce a una joven recolectora de algas que se encargará de guiarlo durante su estancia allí. Conforme pasan los días, la mujer reactiva en el hombre la pasión romántica por la vida.

* The Teacher

Jan Hrebejk. Rep. Checa/Eslovaquia, 2016. 102 m. Una alegoría sobre la putrefacción moral del poder, personificada en una profesora controladora y corrompida. Recreando sucesos verídicos, radiografía el efecto corrosivo del favoritismo como injusto medio de progreso social, que aplasta a los individuos más válidos sumiéndolos en el resentimiento. Premio a la mejor actriz en Karlovy Vary.

* Muna

Santiago Znnou.España, 2016. 71 m. Clausura, fuera de competición. A través de diferentes historias mínimas protagonizadas por mujeres en diversas regiones de Etiopía, se da visibilidad y presencia al esfuerzo diario protagonizado por personas fuertes que son abnegadas heroínas reales, de carne y hueso. Este sensible relato coral refleja en su conjunto la idiosincrasia de las mujeres de dicho país africano.