El Comercio

Festival de Cine de Gijón

Plympton compara «el nivel de corrupción» de su villano de cine «con el de Trump»

Plympton, con su portafolio en el Antiguo Instituto.
Plympton, con su portafolio en el Antiguo Instituto. / JORGE PETEIRO
  • El oscarizado director de animación, que regresa al FICX con 'Revengeance', asegura que en «Hollywood se trabaja como en campos de concentración»

Llegó enarbolando su portafolio lleno de dibujos recientes y repartiendo «postalillas» de sus dos últimas películas. Bill Plympton es muy americano, no cabe la menor duda. Pero sobre todo es un dibujante de culto, laureado, respetado y con Oscar (por 'Your face'). Productor, guionista, animador y director de todos sus proyectos, ha vuelto a Gijón para aspirar a un nuevo título en AnimaFicx. Tiene el de 2013 y ahora pudiera llevarse el de 2016. Pero antes de colocar su trabajo en pantalla, habló ante los micrófonos sobre la cara oscura de los grandes estudios, además de asegurar que su villano de 'Revengeance', la película que ha traído de vuelta al FICX, tiene «el mismo nivel de corrupción que Donald Trump. Se pude decir que están a la par».

Cuenta su cinta la ascensión de un hombre corrupto a las más altas instancias de la política. «Escribí el guión antes de que el presidente electo fuera siquiera candidato. Parece tener algo de premonitorio, pero lo cierto es que no es el primer político norteamericano corrupto», dijo, antes de confesar que es «optimista» y tiene «la esperanza de que al final Trump pueda hacer cosas buenas»

De donde no parece esperar nada bueno es de la gran industria cinematográfica. De hecho, comparó la actuación de Hollywood con la de «quien, como los nazis, en la segunda Guerra Mundial va invadiendo zonas sucesivamente». Y eso no es todo. Según dijo, «trabajar en los grandes estudios de animación es como hacerlo en los campos de concentración. Horas interminables, sin derechos sociales, sin cobertura social y en condiciones absolutamente precarias».

Hace tiempo que el director de 'Your face' tiene estudio propio y hace tiempo también que quien da las órdenes es él, además de hacer a mano todos los dibujos que requiere una película. Para 'Revengeance' trazó «30.000». Lo único que deja al ordenador es «el coloreado y el montaje». Pero, por primera vez, su firma no está en todos los títulos de crédito. La película que compite en Gijón y que fue estrenada ayer con él de presentador (vuelve a las pantallas de los Cines Centro mañana, a las 22.15 horas), ha contado con un segundo talento, el de Jim Lujan. «A él se debe el diseño de los personajes, la música y el doblaje. Puso voz al 90% de los personajes». Plympton se encargó de dibujarlos, de producir la película y de los storyboards. «Solo estamos nosotros dos. Nadie más».

Lo que para cualquiera sería una hazaña, a él le ha permitido emprender otro proyecto, de manera que tiene dos películas. Pero no en cartel. La segunda, 'Hitler's folly', que narra un mundo en el que el paranoico canciller alemán no hubiera sido rechazado en Bellas Artes y se hubiera dedicado a pintar, solo se puede ver en su web (plympton.com) gratuitamente. «Sabía que no iba a encontrar distribuidores y quería que se pudiera disfrutar», afirma, tras confesar que tres de sus colaboradores se negaron a seguirle en este proyecto. «Creo que Hitler se puede convertir en un personaje cómico. Ya lo hicieron antes Mel Brooks ('Los productores') y Chaplin ('El Gran dictador').