El Comercio

Festival de Cine de Gijón

fotogalería

Paloma Bloyd, ayer, en Gijón. / PALOMA UCHA

«El talento y el público español han evolucionado»

  • Paloma Bloyd

  • Actriz

  • «Después de participar en 'Supermodelo' pensé que me había arruinado como actriz. Pero Verónica Forqué me vio y me llamó para una prueba»

Paloma Bloyd (Chicago, 1988) ha sido invitada por el FICX para presentar cada pase de la Sección Oficial. Será también la encargada de conducir la gala de clausura. Desde su debut en 2008 con 'Adulterios', dirigida por Verónica Forqué, ha participado en diversos trabajos en cine y televisión.

-Nacida en Chicago, criada en Gijón: ¿Cómo fue esa infancia y juventud?

-Con cinco meses volvimos a Gijón. Mis padres decidieron que era el mejor lugar para crecer, con la familia, la playita y los parques de una ciudad tranquila, sin violencia, sin armas (risas)... Gijón es lo que conozco de toda la vida, donde está mi vínculo emocional. Crecí en el Paseo del Muro, luego he viajado bastante, soy un poco nómada, pero bajo mi piel siempre está esta ciudad.

-Su formación está también repartida entre la Escuela Superior de Arte Dramático y el Actors' Studio.

-Mis primeros estudios fueron en Chicago, aunque la primera vez que me subí a un escenario fue de muy pequeñita con el ballet de Marisa Fanjul. Ahí descubrí que me gustaba el escenario. Ya con más años pensaba que si quería un trabajo debía de pensar en un trabajo serio, no me daba cuenta de que la interpretación lo es, con su parte intelectual y su lado de indagar. Comencé esos estudios en Chicago y lo que tenía claro después era que quería volver a Gijón. Estaba muy bien, había asignaturas muy distintas para ir probando: acrobacia, ortofonía...Me pareció muy atractivo.

-¿Ya se había percatado de que el de actriz era un trabajo serio?

-Por supuesto. Mi madre, que es periodista y profesora, es decir alguien que siempre tiene razón, me animó a presentarme a 'Supermodelo', entré en el programa y cuando salí pensé que había arruinado mi carrera como actriz. Me costó que algunos directores de casting me tomaran en cuenta por haber estado en un reality. Entonces sucedió lo inesperado. Verónica Forqué sí había visto el programa y me llamó para una prueba. Así pude hacer con ella 'Adulterios', una obra de Woody Allen, con María Barranco y Miriam Díaz Aroca de compañeras de reparto...

-Un debut por todo lo alto. ¿Fue un guiño del azar?

-Del sexto sentido que se dice suelen tener todas las madres, tal vez. Estuvimos de gira con esa función que se estrenó en el Palacio Valdés y luego en el Jovellanos, el teatro por delante del que había pasado tantas veces pensando en estar ahí... Sin duda son muchos los azares que deciden estas cosas.

-¿Cómo ve el panorama actual del cine en España?

-Últimamente veo bastante cine español. Las últimas pelis que he visto: 'Cien metros' y 'Que Dios nos perdone' me emocionaron. Creo que hay muchísimo talento y que también el público ha evolucionado. Tal vez deberían enfocarse las subvenciones de otra manera, incentivando a empresas privadas. Por lo demás me alegra que la gente ya no perciba el halo negativo que tenía el cine hecho aquí.