El Comercio

Festival de Cine de Gijón
Spencer Bogaert, ayer en Gijón.
Spencer Bogaert, ayer en Gijón. / JORGE PETEIRO

«Hice la prueba y logré el papel. Lo cierto es que lo hice muy bien»

  • «Trabajar con Alexandra Lamy fue muy fácil gracias a la confianza que me transmitió desde el primer momento»

  • Spencer Bogaert Actor

Spencer Bogaert (Gante, 1998) es el jovencísimo actor, casi un niño, que interpreta al protagonista adolescente de 'Vincent', el filme dirigido por Christophe Van Rompaey que se exhibe en la sección de Enfants Terribles. Él mismo nos habla de su trabajo en esta producción franco-belga.

¿Cómo presentarías a tu personaje?

Es un chico al que no se le escucha y cuando se le escucha no le entienden, su frustración es enorme. Opta por emplear toda su energía en salvar el planeta y como ya no le queda energía para sí mismo entra en una espiral en la que cada vez está más perdido.

¿Cuánto hay de ti en Vincent?

Lo que dice y de la manera en que lo hace, yo no lo diría jamás. Cómo se mueve y cómo actúa sí tiene parte de mí. Cuando veo a actores consagrados preparando sus papeles con un método, metiéndose en el personaje hasta cambiar su mirada, su forma de andar, no me gusta nada. A medida que vaya trabajando en más películas tal vez digan que hago siempre el mismo papel, porque todo parte de mí. Mis actores favoritos lo hacen: dan parte de sí mismos al personaje.

¿Cómo llegaste a ser el protagonista de este filme?

En 2014 hice una peli que tuvo bastante éxito en Bélgica. El productor y el director la habían visto y les parecía que podía encajar. Para el director era importante que el actor tuviese la misma edad que el personaje. Hice la prueba y aquí estoy. Logré el papel. Lo cierto es que hice la prueba muy bien (risas).

Me contaron que tuviste que aprender francés a marchas forzadas.

Sí. Me puse a ver películas en francés no sólo para aprender el idioma, sino porque era un proyecto franco-belga y quería entender la manera en que ellos hacen cine. Escuché mucha música en francés y leí con una cantante de ópera 'El extranjero' de Camus tres horas a la semana. Lo leí tan lento que apenas me enteré de qué iba (risas).

¿Cómo fue tu relación con la otra protagonista: Alexandra Lamy?

Es una actriz muy conocida en Francia, alguien que transmite una gran confianza en el plató, me ayudó mucho, al principio estaba muy estresado y ella lo solucionó dándome un par de besos. A partir de ahí todo fue muy fácil.

¿Crees que el público joven se identifica con tu personaje y con la historia?

Sí. Se reconocen en cuanto a la incomprensión en la que vive Vincent, el tema del suicidio. Hay momentos muy divertidos en la peli, mucho ritmo, pero en el fondo está la historia de un chico que se siente muy mal y eso hace que se identifiquen con él. También habrá madres que se reconozcan en la madre o en sus hijos. El guion invita a ello.