elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 16 || Mañana 8 / 13 |
más información sobre el tiempo
Festival de Cine de Gijón
Estás en: > >
«Hacer una película es caminar a tientas y sin certezas»
Actualizado: 17:52

Mariana Rondón, Directora de cine

«Hacer una película es caminar a tientas y sin certezas»

La ganadora de la Concha de Oro en San Sebastián estuvo en Gijón para presentar 'Pelo malo', que llegará en marzo a las salas españolas

21.11.13 - 00:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Arribó a San Sebastián con una película pequeñita y se llevó la Concha de Oro. 'Pelo malo', la cinta que conquistó Donosti con ha historia de un niño de rizos indómitos con la que Mariana Rondón (Barquisimeto, Venezuela, 1966) plantea una reflexión sobre la diferencia, llegará el 14 de marzo a las salas comerciales españolas. Antes se pasó por la sección Gran Angular del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX).

-Ha dicho que a la hora de hacer cine «el dinero es el detalle».¿Cuál es la relación entre presupuesto y calidad?

-Sería fascinante no tener que preocuparse por el dinero, pero creo que construir una buena película, poder dirigir bien a los actores, poder tener la suficiente sutileza y al mismo tiempo fuerza para adentrarte en una historia que pueda retratar de alguna manera al ser humano es mucho más difícil que conseguir dinero. De repente, uno a veces ve películas de muchísimo presupuesto pero que no son capaces de retratar el alma humana, si es que de eso se trataba, que puede que solo se buscara la acción, que sí es más fácil de lograr con dinero. Sin embargo, creo que ni siquiera la historia más superficial se puede hacer solo con dinero. Hay que tener destreza, oficio, habilidad, para poner la cámara y buscar el encuadre exacto. Sigo manteniendo que el dinero es el detalle, un detalle muy importante, eso sí.

-¿Cómo se logra ese milagro del que habla?

-No estoy segura de que sea la unica razón del milagro, pero una de ellas es el encuentro: con los actores, con el cámara, que sea el indicado para tu historia... Ese punto inasible, ese lugar borroso, ese espacio silencioso... Cuando haces una película vas a un lugar abismal donde no hay certeza de nada, estás caminando casi a tientas, a oscuras, sin certezas.

-También es un milagro conquistar un festival tan grande como el de San Sebastián.

-Fue emocionante. Para nosotros San Sebastián tuvo dos etapas. Que ese público nos quisiera tanto fue el primer milagro. Nos cuidaron durante todo el festival, nos atendían, nos mimaron... El otro, el de la Concha de Oro, fue maravilloso, bellísimo.

Lanzar preguntas

-La película hace una reflexión sobre la diferencia y otras intolerancias, ¿cuál es el papel que debe tener el cine a la hora de abordar estos asuntos?

-Como todo el arte, el cine debe lanzar preguntas que tienen una carga de angustia y de dolor y que son como lanzar alarmas sobre situaciones complejas que hay que ayudar a ver, e incluso hay que obligar al espectador a que se pare en un lugar y diga 'dónde estoy yo'.

-¿Cuáles son los ingredientes del éxito de 'Pelo malo'?

-Los encuentros que le decía antes: el trabajo con esos actores con los que he podido construir esos personajes. Eso fue lo fundamental. Podía haber problemas de presupuesto, de tiempo, de clima, pero todo eso me lo saltaba. Decidí que podía sacrificar un montón de cosas solo para poder construir los personajes.

-Otra venezolana, Claudia Pinto, ha traído una película a concurso en el FICX.¿Qué pasa que de pronto se oye hablar mucho del cine de su país?

-Para hacer cine se necesita fundamentalmente que exista un mundo vinculado a la cinematografía: técnicos, directores de fotografía, actores... Lo que pasa en Venezuela es que cada vez es más grande ese grupo humano que está haciendo cine. El público venezolano está yendo a ver más cine hecho en el país, se está volviendo más exigente y nos pide mejores películas. Y por eso se escucha hablar del cine venezolano.

-¿Irá a más?

-Pienso que sí. Este año se han estrenado 30 películas, el siguiente están previstas 40.

-Dos mujeres venezolanas en Gijón, usted es la cuarta mujer que gana la Concha de Oro. ¿Hay que ponerle género al cine o sobra?

-Siempre pensé que no había diferencia entre el cine hecho por mujeres y el hecho por hombres. De hecho, la primera vez que fui a un festival, que era feminista, dije que solo había cine bueno y malo y casi me echan (risas). Sí hay maneras de abordar distintas, sensibilidades diferentes, pero sigo pensando lo mismo, que se debe hablar de cine en general, no de mujeres. En Venezuela ocurre que el cine hecho por mujeres siempre ha sido muy fuerte y ha tenido un papel importante.

-¿Luego goza de buena salud el cine con sello femenino?

-Sí. Me atrevería a decir que en Latinoamerica mucho más. Y cada vez más. Porque el cine latinoamericano está viviendo una temporada extraordinaria y mágica. Está en todas partes, no hay festival que no tenga películas latinoamericanas, y es muy variado en temáticas y maneras de abordar las historias. Mientras el cine latinoamericano goce de buena salud también lo tendrá el hecho por mujeres. Necesitamos de una buena salud pareja.

-¿Y por qué esa eclosión allá mientras en España es todo lo contrario en estos tiempos de crisis?

-Porque nosotros no hemos salido nunca de la crisis y estamos acostumbrados a trabajar en ella.

-¿Está trabajando ya en su nuevo proyecto?

-Sí. Lo dirige Marité Ugás, lo produzco yo y se va a rodar en Perú y Venezuela. Y no puedo decir nada más.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Hacer una película es caminar a tientas y sin certezas»

Mariana Rondón presentó en las sección Gran Angular su película 'Pelo malo'. :: JOAQUÍN PAÑEDA

El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.